IA para el bien social

IA para el bien social

Igual que las empresas pueden usar los datos para predecir el comportamiento de un cliente y vender más, también se pueden emplear para predecir problemas de salud de una persona. Es solo un ejemplo de cómo pasar de un pensamiento de beneficio económico a uno social, puede cambiar por completo el impacto de la IA. Esto es lo que se conoce como inteligencia artificial para bien social (AI for good), que es el potencial que tiene la IA para ayudar a abordar los mayores desafíos sociales del mundo. 

En el informe Applying artificial intelligence for social good de McKinsey se recopilan 160 casos en los que la Inteligencia Artificial puede contribuir a abordar los Objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas (ODS). Casos como el diagnósticos del cáncer, ayuda a personas ciegas, identificación de victimas online o alertas de socorro, etc. 

Desde una perspectiva de desarrollo tecnológico y con el propósito de contribuir a los ODS a través de la IA y la ciencia de datos trabaja nuestro experto del Future Trends Forum,  Kush Varshney, codirector del programa de IBM ‘Ciencia para el bien social’ (IBM Science for Social Good) donde están convencidos de que el desarrollo de las nuevas tecnologías (como la IA) puede abordarse de una manera sostenible y escalable, y dirigida a mejorar el bienestar social y los desafíos globales. 

 

 


Para que la tecnología tenga realmente un impacto social medible, recomiendan crear una plataforma abierta que proporcione las capacidades tecnológicas necesarias para que las organizaciones de cambio social puedan utilizarlo para sus misiones y necesidades. Creando así un nuevo modelo de filantropía que reunió a tecnólogos, fundaciones y organizaciones por el cambio social. 

Potenciales soluciones: