​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Descubre cómo debes prepararte para la jubilación actuando en torno a tres momentos clave del proceso de envejecimiento.

Según el experto del Future Trends Forum, Dieter Staib, las pensiones en España van a reducirse a causa de la aplicación de lo que llaman el “factor de sostenibilidad”, que tiene que ver con la esperanza de vida en el momento de la jubilación. Dado que se espera que ésta aumente, se reducirá el monto mensual de la pensión, sobre todo en el caso de las más pensiones más cuantiosas.

En su opinión, hay que abordar el tema de las pensiones de manera individual, pero también desde los sistemas financieros, actuando en torno a tres momentos clave del proceso de envejecimiento:

  1. La preparación para la jubilación, que empieza a partir de los 50 años. Los españoles suelen tener a sus hijos viviendo en casa, porque los jóvenes suelen independizarse sobre los treinta años. Estadísticamente, al menos uno de los hijos estará desempleado y necesitará apoyo económico, ya que la tasa de desempleo juvenil en España es del 40 %. Además, siguen pagando la casa, ya que contrataron una hipoteca a 30 o 35 años cuando tenían treinta años. Por tanto, estas personas todavía están sometidas a una altísima presión financiera: no obstante, tienen que ahorrar, ya que cuando se jubilen y vivan de su pensión no podrán hacerlo. Los ahorradores deben ser conscientes de cuál será la realidad financiera de su jubilación y de qué puede ayudarles a ahorrar.
  2. La jubilación activa, cuando estamos todavía activos y podemos hacer cosas. En esta etapa se debe intentar que los ahorros no se reduzcan demasiado. Hasta hace unos años, la jubilación activa era la última etapa de la vida, pero con el incremento de la esperanza de vida ya no es así. Por lo tanto, hay que prepararse para la siguiente etapa de la vida: la jubilación pasiva.
  3. La jubilación pasiva, cuando surgen muchos problemas de salud y la gente necesita ayuda. Es en esta etapa cuando las personas necesitan más asesoramiento en servicios financieros acordes a su situación.

Descubre otras implicaciones de la longevidad en la web de la Fundación Innovación Bankinter.

Puedes ver la ponencia completa de Dieter Staib en el siguiente video:

Artículos relacionados