​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

¿Podremos conseguir tener, en un futuro cercano, una alimentación sana, accesible para toda la población mundial, que sea sostenible económica y medioambientalmente?¿Qué papel juegan las foodtechs?

Los expertos Beatriz Romanos, Fundadora de Techfood Magazine, y Pedro Álvarez, CEO y Cofundador de -ivoro food innovation hub y de MIMIC SeaFood, nos han contado las tendencias que veremos en el sector alimentario en un futuro cercano, como el uso de proteínas alternativas, las innovaciones foodtech o nuevos modelos de negocio.

El cambio climático, la automatización y el uso exponencial de tecnologías punteras, marcarán un futuro donde tendremos alimentos más saludables que nos ayuden a aumentar la longevidad y a prevenir enfermedades, y donde la producción alimentaria sea medioambientalmente sostenible. De estos temas y de muchos más relacionados con la Comida del Futuro explicamos en este informe.

Desde la Fundación de la Innovación Bankinter celebramos el XXXIV Future Trends Forum: “La comida del futuro, donde más de una treintena de expertos mundiales en la materia se reunieron, esta vez de manera virtual, para dar respuesta y proponer acciones a estas y otras preguntas alrededor del futuro de los Sistemas Alimentarios. Y las conclusiones de este evento las exponemos en este informe

Los participantes debatieron sobre los retos y oportunidades para conseguir la sostenibilidad económica, social y medioambiental del Sistema Alimentario, lo que definirá el futuro de la comida a corto-medio plazo.

Beatriz Romanos nos habla del futuro de la alimentación conectado con la exponencialidad: Desde su experiencia en Organizaciones Exponenciales (ExO), concepto introducido por Singularity University, la experta nos ilustra con ejemplos qué está pasando y qué es previsible que ocurra en el ámbito foodtech: las nuevas tecnologías, los avances científicos, el abaratamiento y miniaturización de dispositivos IoT, y las plataformas digitales están configurando un mapa disruptivo en el Sistema Alimentario.

Desde la carne cultivada a la carne vegetal, generada mediante impresión 3D, y que se podrá imprimir al gusto individual de cada cual (en cuanto a textura, grasa, y otra serie de parámetros configurables), pasando por los alimentos producidos a base de insectos, la forma en que comeremos proteínas va a cambiar de manera radical.

También nos habla de la irrupción de las plataformas digitales, tanto para la entrega de alimentos elaborados como frescos e incluso, para luchar contra el desperdicio de alimentos, como Too Good To Go que, con motivo del Día de la Gastronomía Sostenible que se celebró el 18 de junio, lanzó la iniciativa #ChefsContraElDesperdicio para sensibilizar y crear conciencia sobre el desperdicio de alimentos.

Por último, Beatriz nos apunta el enorme potencial de la personalización de los alimentos, individualizados incluso, que ayudará a prevenir y tratar las enfermedades. En el siguiente vídeo, ella nos cuenta en detalle estos temas:

 

Por su parte, Pedro Álvarez se mostró muy categórico con una premisa de partida: Los grandes retos del sistema alimentario pasan por poder alimentar a todas las personas de una manera sostenible y saludable, tal y como también defendía en el Future Trends Forum Roberto Ridolfi, Subdirector General de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en su intervención. Es decir, todas las innovaciones tanto tecnológicas como de modelos de negocio y procesos, deberían tener muy presente el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 2 (ODS2), hambre cero.

A partir de esa concienciación, el experto aboga por que los países y las instituciones internacionales promuevan una contabilidad del coste real de lo que comemos, incluyendo los costes en la producción y el procesado relativos al impacto medioambiental y a la salud de los consumidores, desincentivando e incluso vetando alimentos altamente dañinos en una de esas dos dimensiones. Pedro Álvarez también se muestra convencido de que, si los consumidores hicieran elecciones correctas, realmente se podrían resolver muchos de los desafíos del sistema, pero falta la voluntad de hacer esas elecciones.

Como experto y jurado en la aceleradora del Consejo Europeo de Innovación (EIC, por sus siglas en inglés), Pedro Álvarez tiene la oportunidad de estar en contacto con startups del ámbito foodtech  que prometen revolucionar la forma en que nos alimentamos y la forma en que producimos y procesamos los alimentos: Desde el aerofarming, que consiste en el cultivo en altura de vegetales, hasta el uso selectivo e inteligente de herbicidas, pasando por la creación de plásticos a partir de excedentes de azúcar o lácteos, la obtención de proteínas a partir de los pastos, y otras iniciativas igualmente innovadoras.