​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Para Walter Willett, profesor de Epidemiología y Nutrición en Harvard, es posible alimentar a una población que llegará a los 10 mil millones de forma saludable y de manera sostenible. Descubre cómo.

¿Cómo puede la sostenibilidad del sistema alimentario global proporcionar una nutrición saludable a toda la población mundial en los próximos quince años?

A principios de junio celebramos la XXXIV reunión del think tank Future Trends Forum sobre “La comida del futuro”, donde más de una treintena de expertos mundiales en la materia se han reunido, esta vez de manera virtual, para intentar dar respuesta a esta pregunta.

 

Para el experto del Future Trends Forum, Walter Willett, profesor de Epidemiología y Nutrición en Harvard T.H. Chan School of Public Health, los datos de partida no son muy halagüeños:

Es necesario revisar muchas políticas internacionales y nacionales, regulaciones, cadenas de suministro y modelos de negocio para dar un vuelco a esas cifras.

Según el experto, abordar reformas en el sistema alimentario pasa obligatoriamente por tener muy presente la lucha contra el cambio climático, el desastre ecológico hacia el que nos dirigimos y la salud de las personas.

Para Willet, un enemigo común es el consumo excesivo de carne roja, cuya producción genera grandes cantidades de gases de efecto invernadero y requiere mucho terreno.

“La transformación a dietas saludables requerirá cambios sustanciales. El consumo mundial de frutas, vegetales, nueces, semillas y legumbres deberá duplicarse, y el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%. Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere una buena salud y beneficios ambientales.”

Además, con una dieta rica y equilibrada, sería posible reducir el riesgo de sufrir una muerte prematura en alrededor del 20%, señala el experto, apoyándose en un informe de la Comisión EAT-Lancet que co-preside.

A pesar de que el rumbo actual nos conduciría a un desastre ecológico y a una población mundial enferma y malnutrida, para Willett, es posible alimentar a una población que pronto llegará a los 10 mil millones de personas de forma saludable y de manera sostenible, si se siguiesen las recomendaciones de la Comisión EAT-Lancet.

Puedes descargar un resumen de lo tratado en el Future Trends Forum sobre “La comida del futuro” y acceder a los vídeos de los expertos que participaron, haciendo click aquí.