​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Los expertos del Future Trends Forum plantearon el siguiente debate como una forma de aumentar la longevidad humana: ¿es posible transferir la mente humana a un dispositivo de hardware?

Durante el pasado Future Trends Forum sobre longevidad, dos de los expertos participantes, Antonio Damasio y Aubrey de Grey plantearon el siguiente debate como una forma de aumentar la longevidad humana: ¿es posible transferir la mente humana a un dispositivo de hardware?

Dejando de un lado las cuestiones filosóficas, el gerontólogo Aubrey de Grey no ve imposible que en un futuro podamos transferir la mente humana a otro dispositivo con un grado de fidelidad que se considere satisfactorio. ¿Cómo podría ser esto posible?

Algunas de las tecnologías para hacer posible la transferencia de mente ya existen, o existirán en un futuro próximo. En Berkeley están desarrollando una tecnología llamada “polvo neuronal”, que consiste en una serie de radiotransmisores diminutos, que se prevé se hagan un orden de magnitud más pequeños. Este polvo neuronal con radiotransmisores se inyectaría en el líquido cefalorraquídeo y se expandiría por el cerebro para emitir una señal codificada cuando se activase una neurona cerca de dichos radiotransmisores. El objetivo sería reunir esa información para formarnos una idea de lo que ocurre en el cerebro para, a partir de eso, construir una imagen real de cómo funciona el cerebro y poder emularlo. ¿Funcionaría? Según Aubrey de Grey, no podemos predecirlo.

Por el contrario, el neurocientífico Antonio Damasio, no cree que sea posible. En su opinión, debido a la concepción de la computación como fuente de la mente y los procesos mentales llevamos décadas propagando la idea de que las mentes emanan de los cerebros, pero no es así. La mente se va fabricando momento a momento gracias a la interacción entre neuronas y el resto del organismo. Por ese motivo, si transferimos solo la actividad del cerebro, estaremos dejando partes fundamentales de la mente.  Si en esa transferencia de mente no están incluidas emociones como la alegría o las experiencias positivas ¿quién querría prolongar su vida? ¿seguiríamos siendo nosotros mismos?

No te pierdas el debate completo en el siguiente vídeo:

 

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Ciudades disruptivas

    Esta tendencia analiza la evolución de las ciudades en la próxima década, convirtiéndose en ciudades inteligentes y disruptivas.

  • Didier Stricker
    Didier Stricker

    Director Científico del centro de investigación alemán para la Inteligencia Artificial en University of Kaiserslautern