​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 12 Sep 2018

¿Está tu startup incumpliendo el RGPD? Lo más probable… es que sí

Si piensas que esto no va contigo, mucho ojo, que seguramente te equivocas.

Ha sido una de las mayores pesadillas de las empresas de toda Europa, sobre todo las grandes, las medianas y, en general, las poco digitalizadas. El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD o GDPR, por sus siglas en inglés) ha impuesto unas nuevas normas del juego en cuanto al tratamiento de todo tipo de datos por parte de empresas de cualquier sector.

Si tienes una startup, lo más probable es que los principios básicos del RGPD los cumplas de sobra, ya que la actual Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) vigente en  España ya incluye muchas de las normas del RGPD. Sin embargo, ten cuidado, porque hay prácticas con las que, al 100%, estás incumpliendo el RGPD con tu startup. Concretamente, estas dos:

1. ¿Cómo has creado tu base de datos?

La mayoría de startups tienen muy ‘burocratizada’ la gestión de su base de datos: básicamente mandan newsletters y correo transaccional a los usuarios que se dieron de alta, que se bajaron la aplicación… en fin, todo total y absolutamente legal. Sin embargo, hay momentos en que puedes no ser tan excelente como cabría esperar.

Imagínate que, en tu perfil de Linkedin, añades a gente a la que crees que le puede interesar tu startup. No tiene por qué interesarle el servicio en sí, sino la empresa, sobre todo si hablas con inversores, periodistas, etc. Es importante que recuerdes esto: a toda esa gente puedes mandarles emails personalizados para algo en concreto, pero no puedes incluirlos en una base de datos, ya que nunca te dieron permiso para ello. Si les llegan promociones automatizadas o correo transaccional, lo cierto es que es poco probable que se quejen (simplemente pasarán de tu empresa o la mandarán a spam), pero tampoco juegues con fuego, porque estarás incumpliendo la normativa.

2. Vender bases de datos

Sí, ya lo sabemos, tú no haces nada de eso, pero seamos adultos: todos sabemos que las bases de datos muchas veces se compran y se venden, sobre todo cuando una empresa  nace o cuando otra se cierra. Y eso, amigo mío, en términos generales es ilegal y podría ocasionarte muchos problemas.

Si vas a comercializar los datos de tus usuarios, házselo saber desde el principio a través de los términos y condiciones que deban aceptar al registrarse en tu servicio. Sí, la mayoría los aceptará sin leerlos y se enfadará sin vendes sus datos, pero lo cierto es que habrás actuado conforme a la normativa. Si decides saltártela ten en cuenta que, como te pillen, se te caerá el pelo.

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Comercialización del Espacio

    En esta tendencia analizamos cómo el avance de la tecnología está permitiendo la comercialización del espacio y el desarrollo de nuevas aplicaciones industriales en órbita como la fabricación e investigación o nuevas tecnologías de comunicación y observación.

  • Gregory La Blanc
    Gregory La Blanc

    Lecturer in Finance, Strategy, and Law, Haas School of Business en University of California, Berkeley