​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 10 Abr 2018

¿Puede la Salud Digital cambiar el comportamiento de un paciente?

Promover comportamientos buenos no se trata de decirle a la gente qué hacer para vivir mejor, tienen que aprender a vivir mejor. ¿Cómo se hace eso?

La salud digital depende, al menos, de dos tipos de datos: del Big Data, para asociar las diferentes vivencias, genotipos, fenotipos y otros datos con las enfermedades posteriores o los tratamientos con sus curas. Y de los Small Data, que se usan para tratar a los individuos de forma personal, entendiendo sus circunstancias y actitudes... y sus parámetros de salud.

Así deberíamos conseguir tremendas mejoras en términos de precisión: seremos mucho mejores a la hora de entender las causas de las enfermedades, sobre todo las evitables, y mucho mejores a la hora de persuadir a la gente de tomar las medidas adecuadas para cuidarse en salud o recuperar la salud.

Gran parte de nuestros costes en asistencia sanitaria, tanto sociales como económicos, son el resultado de enfermedades que en gran medida se pueden evitar, como la diabetes (dieta inadecuada y falta de ejercicio), cáncer de pulmón (tabaquismo), problemas de corazón (comida, falta de ejercicio, estrés), abuso de sustancias (estrés, niñez conflictiva), y otros. De hecho, hay un vínculo muy complejo entre el estrés físico, medioambiental y emocional que hace que tanta gente no esté sana.

Igualmente, promover comportamientos "buenos" no se trata solo de decirle a la gente qué hacer para vivir mejor. Tienen que aprender a vivir mejor, y para ello, hay que entender mejor y prestar atención a sus emociones y reacciones al mundo que les rodea, hay que recordarles lo que les importa de verdad, y hay que ayudarles a interactuar con la gente a su alrededor. La alud Digital ayuda a las personas a tomar el control de su propia enfermedadad. Aunque las herramientas digitales per se no basten--¡nosotros también necesitamos a las personas!--pueden ser útiles para todas estas tareas, sobre todo si usan los "datos menores" que permiten aprovechar inteligencia artificial por detrás para entender la situación y el marco mental de cada persona. Igual que los publicistas saben qué clientes compran por estatus y cuáles por comodidad o precio, los proveedores de la salud digital saben cuál es la mejor manera de persuadir a sus pacientes de hacer ejercicio, comer sano o meterse a la cama a la hora.

Además, con el big data podemos comparar el coste de que la gente cuide su salud y el coste de que la "recupere" después mediante la asistencia sanitaria. Incluso sin tener en cuenta el coste de sufrimiento humano y la pérdida de productividad, suele ser mucho más barato a largo plazo que la gente se cuide en salud. ¡Esperemos que los gobiernos, la sociedad y los inversores empiecen a prestar atención!

Descubre más información sobre Salud Digital en nuestra web:

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Inteligencia Artificial

    Tendencia que analiza cómo la Inteligencia Artificial mejorará aspectos de nuestra vida cotidiana como la educación, la salud o el trabajo.

  • Jed Alpert
    Jed Alpert

    CEO en Mobile Commons