​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Se llama Botter, es un robot y pretende mejorar el proceso de aprendizaje a distancia.

El robot Botter fue presentado durante la feria de tecnologías educativas SIMO por sus creadores: la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) y la consultora Seidor. Se trata de un proyecto conjunto creado por iniciativa de esta universidad online, como respuesta a un análisis de mejora de la formación por medios digitales.

“La conceptualización del proyecto Botter nace después de que nuestro equipo de informáticos y psicólogos identificara una serie de factores clave a la hora de garantizar el éxito de la formación online. Entre ellos, la capacidad de ofrecer a los alumnos un plan personalizado y unas herramientas tecnológicas y canales de comunicación capaces de despertar y mantener su interés y motivación a lo largo del tiempo”, explica Beni Gómez-Zúñiga, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de UOC.

Una vez identificados estos factores, los responsables de UOC encargaron a Seidor2learn -la unidad de negocio dirigida al sector educativo de Seidor y actual proveedor de servicios de mantenimiento y gestión del entorno de aprendizaje de UOC- llevar a cabo la ejecución tecnológica del proyecto.

Botter, basado en los conceptos del Internet de las Cosas (IoT) y de analítica de aprendizaje, es un robot capaz de adoptar diferentes formas (pulsera o lámpara, entre ellas), que se conecta a la nube para acceder a datos relacionados con el progreso y el aprendizaje del alumno. En función del grado de cumplimiento de los objetivos y del seguimiento del programa de formación, el robot emite vibraciones, sonidos y frases alentadoras. También es capaz de expresar decepción si detecta que el alumno no está realizando los avances adecuados dentro del plan.

La emoción es uno de los aspectos clave para que una persona pueda modificar su comportamiento y para que pueda desarrollar compromisos fundamentales durante el proceso de enseñanza. Por este motivo, la misión de este prototipo tecnológico diseñado por la UOC es acompañar al estudiante para que pueda alcanzar más fácilmente sus objetivos de aprendizaje”, concluye Baptista Borrell, director de Seidor2learn.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Memoria 2016

    Memoria de actividades de la Fundación Innovación Bankinter en 2016. 

    08 feb 2017 | fundacion
  • Jane Delgado
    Jane Delgado

    Presidenta y Directora Ejecutiva en Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos (La Alianza)