​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Conoce qué es Libra, la criptomoneda de Facebook y cuál es su momento actual.

¿Qué es Libra? Seguramente hayas oído hablar de la criptomoneda de Facebook. Libra es una criptomoneda del tipo “StableCoin”, promocionada por la red social de Mark Zuckerberg, que se anunció el pasado 17 de junio y contó con el respaldo de 28 entidades, entre ellas Mastercard, Visa, Paypal, Uber y Spotify y una clientela potencial de 2,45 mil millones de usuarios activos mensuales globales con un total acumulado de 2,8 mil millones de usuarios que acceden a cualquiera de los productos principales de la compañía (Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger) mensualmente.

Para el lanzamiento de Libra, se ha creado una entidad con sede en Ginebra bautizada como Libra Association, que gestionará la nueva moneda digital, cuyo lanzamiento está previsto para el primer semestre de 2020. Libra contará con una aplicación denominada Calibra, que manejará el monedero electrónico (e-Wallet) de la moneda.

El anuncio de la criptomoneda promovida por Facebook ha generado mucho debate, desde cómo competir con ella, pasando por ver de qué manera se podría controlar y regular. Los líderes mundiales ven en Libra el posible comienzo de un nuevo sistema financiero mundial.

El proceso de cambio puede haber comenzado: los Bancos Centrales están estudiando la emisión de las denominadas CBDC (“Central Bank Digital Currency”). La emisión de dinero digital por parte de los Bancos Centrales presenta nuevos retos relacionados con la política monetaria, las operaciones de la banca central y los sistemas de pago, así como con la estabilidad financiera y los fundamentos legales y la regulación.

La idea de Libra, como criptomoneda estable y universal, tiene el potencial de bancarizar a miles de millones de personas que en este momento no lo están.

No parece tan buena idea en países avanzados donde el pago con tecnologías “contactless” está muy extendido y el uso del dinero electrónico es cada vez más habitual, con la existencia de las entidades de dinero electrónico, conocidas también como EDE. Un ejemplo en España de este tipo de entidades es SEFIDE EDE.

Los legisladores y reguladores en los EE. UU. y Europa han expresado su preocupación por la iniciativa, mientras que el ministro de finanzas francés dijo hace poco que la nación planea bloquear a Libra. Un miembro de la junta del Banco Central Europeo también advirtió en un informe reciente de la amenaza que representa Libra, expresando su preocupación sobre la posible pérdida de soberanía económica y control sobre la política monetaria.

El reciente abandono del proyecto Libra por parte de algunos de sus promotores más potentes, como Mastercard, Visa o eBay, así como las presiones legales y regulatorias, podrían dar al traste con que se convierta en una realidad.

El último movimiento de la Asociación Libra ha sido modificar su “White paper” de manera que los primeros inversores no reciban una parte de los intereses devengados de los activos de reserva. Esta actualización pretende evitar un conflicto de intereses entre los usuarios finales de Libra y los miembros de la Asociación Libra e intenta allanar el camino. Aun así, los reguladores norteamericanos siguen por ahora determinados en catalogar a Libra como una security y, por tanto, estaría bajo la supervisión de la SEC estadounidense.

En todo caso, e independientemente de dónde y cómo acabe el proyecto Libra, no debemos menospreciar la importancia crucial que ha tenido este movimiento de una de las cuatro grandes tecnológicas estadounidenses, las llamadas GAFAs (Google, Amazon, Facebook y Apple). Junto con el anuncio de China de tener su propia moneda digital, se ha creado un movimiento hacia las criptomonedas “estables” (“stablecoins”) que hace apenas un año era imposible de imaginar.

¿Qué podría suceder en la nueva década que se estrena? No sería disparatado pensar en que en los próximos años se emitan euros digitales y dólares digitales directamente por parte de los Bancos Centrales. Las entidades financieras tendrán que plantearse como pueden seguir aportando el mayor valor real a las empresas y ciudadanos en este nuevo escenario monetario.

Conoce las innovaciones que van perfilando el futuro y que están acelerando el cambio de lo que entendemos por dinero en nuestra tendencia "Blockchain". 

Artículos relacionados

Más en nuestra web