​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 29 Abr 2019

¿Qué tipo de líderes necesitamos? Por Esko Kilpi

Esko Kilpi, experto del FTF y Managing Director de Esko Kilpi Company, explica el papel del líder en los mecanismos de comunicación de una compañía.

Solemos pensar que lo que sucede en las organizaciones es fruto de las decisiones de las personas con poder en esa organización. Se supone que ellos saben qué y cómo hacen esas decisiones.  Sin embargo, las historias sobre las tomas de decisiones en tiempo de guerra, o durante la crisis, ponen al descubierto que tanto políticos como ejecutivos están lejos de conocer lo que ocurre y no conocen lo que está sucediendo en ese momento.

Esto es culpa, parcialmente, por la comunicación corrupta. Los resultados de la falta de comunicación pueden ser catastróficos. Tim Harford escribió, hace algunos años, en un estudio sobre la comunicación y tomas de decisiones durante la guerra de Vietnam: “Lo jefes de personal fueron advertidos de que a Lyndon Johnson no le gustaba dividir el asesoramiento. Robert McNamara también argumentó que el gobierno sería ineficaz si los jefes de Departamento expresaran su desacuerdo con el Presidente."

El líder que se aísla de las opiniones disidentes está obligado a tomar decisiones desastrosas. Los fracasos en la comunicación de Vietnam continuaron en Irak. Según los investigadores, Donald Rumsfeld y sus subordinados hicieron extremadamente difícil disentir durante los primeros años de la guerra. Es normal, pero costoso en las corporaciones y desastroso en la política, hacer filtros de la información que contradice las ideas preconcebidas. Los errores de liderazgo son muy a menudo el resultado de los errores de comunicación.

Todas las organizaciones son estructuras de poder y comunicación. Muy a menudo comunicación está dañada por el poder. Si le ofreces diferentes puntos de vista a tu jefe, es muy probable que no vayas a ser escuchado en el futuro. Para personas ambiciosas, este es el peor destino posible. Debemos conseguir herramientas para que los subordinados den información veraz y actualizada, y los jefes puedan escuchar atentamente.

Si esta mala dinámica está en todos los niveles de la organización, tienes un problema. Cada nivel de organización que crea un jefe fuerte, con una relación ambiciosa con el subordinado, está distorsionando los mecanismos de comunicación y de toma de decisiones.

Los líderes tratan de saber qué está pasando en la compañía a través de encuestas a empleados y evaluaciones de 360 grados. Las organizaciones están llevas de conocimiento local, pero si los jefes necesitan ayuda para contar a extraños cómo funciona realmente su organización, la organización tiene un problema.
Si las organizaciones desean ser competentes y eficaces, deben incorporar elementos de abajo a arriba, con comunicación en tiempo real y escucha activa del ambiente de la compañía. Empujando las actualizaciones en tiempo real y a la suscripción a los temas importantes.

El papel del buen líder durante esta era de la digitalización es ampliar y profundizar la comunicación. El liderazgo es participar y ejercer habilidades de conversión basada en información incorrupta, manteniendo las paradojas necesarias y estar abierto a las posibilidades de nuevas evoluciones en el desarrollo de la organización.

Acceda al artículo original aquí.