​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Akademia 29 May 2018

¿Quién dijo que no se podía innovar en formación profesional?

Formación Profesional innovadora es el sello del Centro de Formación Padre Piquer, el único dedicado a este tipo de enseñanza que forma parte de la red internacional de Escuelas Changemaker de Ashoka.

Formación profesional innovadora es el sello del Centro de Formación Padre Piquer, el único centro dedicado a este tipo de enseñanza que forma parte de la red internacional de Escuelas Changemaker de Ashoka.

Ashoka es una red mundial de alrededor de 3.300 emprendedores sociales en 90 países. Esta organización sin ánimo de lucro busca liderar una transformación en la educación, y para ello está identificando escuelas y redes de escuelas influyentes preparadas para liderar el cambio. Ya cuenta con una lista de más de 260 Escuelas Changemaker. Siete de ellas están en España, y de algunas ya hemos hablado en el blog.

¿Qué tiene de especial este centro ubicado en el madrileño barrio de La Ventilla? Según Ashoka, es un centro de aprendizaje para la vida -pionero desde hace décadas en innovación educativa- que va más allá de las asignaturas y de los exámenes. Su director, su coordinador y varios profesores y alumnos del centro lo explican en el siguiente vídeo:

Vídeo: Ashoka España

Tal y como explica Ashoka, la metodología de este centro se basa en el trabajo por ámbitos en vez de por asignaturas, a fin de facilitar un conocimiento menos fragmentado. Su modelo ‘Aula Cooperativa’ se sustenta en el trabajo en grupo, con la presencia simultánea de tres profesores en el aula. Estos aplican diferentes dinámicas -como el design thinking- sin acudir necesariamente a los libros. Su rol es facilitar material y dinamizar, pero son los jóvenes quienes se organizan, debaten en grupos, aprenden juntos y comparten progresos y dudas.

“El Centro de Formación Padre Piquer también aplica lo que llaman ‘recreos inteligentes’, en los cuales se aprovecha para desarrollar juegos y dinámicas educativas de aprendizaje colaborativo. Por ejemplo, juegos de mesa, gestión de proyectos o ajedrez por equipos”, señala también Ashoka.

La escuela es propiedad de la Fundación Montemadrid y está dirigida por la Compañía de Jesús, con un compromiso especial con los colectivos más desfavorecidos.

Artículos relacionados

Más en nuestra web