​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 28 Nov 2018

¿Tienes una startup de blockchain? Cómo saber si (de verdad) aportas valor

Que no te ciegue la moda: solo triunfarás si realmente tu producto es diferencial.

El emprendimiento, como casi todo en esta vida, va por rachas y por modas: estuvo la moda del ecommerce, la del bitcoin, la de la inteligencia artificial, la del internet of things o la del blockchain, por poner solo algunos ejemplos.

Y no nos malinterpretes: todas estas tecnologías han sido, son o serán una auténtica revolución que darán un vuelco absoluto a muchos sectores tradicionales, pero lo malo es que cuando una palabra empieza a sonar demasiado fuerte acaban creciendo las empresas que buscan crecer bajo su sombra.

Algo similar pasa con el blockchain: todas las startups quieren decir que trabajan con blockchain, y seguramente todas lo hagan, pero ¿de verdad aportan valor? Si la tuya se dedica a eso, aquí van tres claves para que sepas si vas a tener un valor diferencial… o si serás una más.

1. ¿Hay diferencias con internet?

Digamos que creas una startup basada en blockchain para que la gente chatee entre sí. Cuéntanos, ¿qué valor aporta eso frente al internet actual? ¿No podrías hacer lo mismo sin recurrir a blockchain? Sí, vale, les estás asegurando (en principio) la privacidad, pero, ¿eso no sería más valioso si fuese una herramienta de comunicación interna para empresas que tratan asuntos confidenciales? Si es para el usuario de la calle, ¿de verdad crees que querrán usarte?

Ahora bien, la cosa cambia si tu compañía recurre a blockchain para hacer transferencias de dinero, o movimientos de energía, o firma de contratos inteligentes, etc. En esos casos, y quizá solo en esos casos, estarás ofreciendo un verdadero punto diferencial frente a lo que había antes.

2. ¿Entienden el blockchain tus clientes?

Imaginemos ahora que has creado una startup basada en blockchain que permite a grandes fondos filatélicos hacer movimientos entre ellos. Párate un momento: ¿de verdad crees que tus potenciales usuarios o clientes conocen el blockchain? ¿Se fían de ese entorno? Cuando diseñes una tecnología, asegúrate antes de que tus clientes confían en ella y la van a querer usar.

3. ¿Es la tecnología tu fuerte?

Cuéntanos, ¿cuál es el perfil de tu empresa? ¿En qué destaca sobre otras? ¿En la tecnología que tenéis? ¿En el asesoramiento a clientes y usuarios? ¿En el servicio rápido? Ten en cuenta que la tecnología blockchain y las empresas asociadas a ella están innovando constantemente, con lo que tu empresa deberá tener un equipo totalmente tecnológico. Si tu punto fuerte no es la tecnología, es previsible que, antes o después, te acabes quedando atrás.

Artículos relacionados

Más en nuestra web