​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 30 Abr 2018

¿Vas a meter a una celebrity de inversor? Estas son sus ventajas y desventajas

Si has convencido a un famoso para que meta dinero en startup, aprovecha la ocasión, pero no te confíes.

El mundo del emprendimiento siempre es un auténtico laberinto. Y si a eso le sumamos que cada vez son más los proyectos que van apareciendo, no siempre es fácil conseguir que el inversor adecuado se fije en ti.

Esto, sin embargo, tiene un reverso que puede ser positivo: como cada vez hay más empresas y más exits, también hay cada vez más inversores. Y en los últimos años hemos visto cómo famosos de diverso pelaje, que nunca habían entrado en el mundo startup, están dispuesto a hacerlo.

Si te estás planteando acudir a uno de ellos, te contamos las ventajas y desventajas que puede traerte tener a un personaje famoso como inversor y accionista de tu propia compañía.

Ventajas de un inversor celebrity

1. Cada vez hay más. Tras la burbuja inmobiliaria y el surgimiento del ecosistema startup, cada vez hay más famosos de todo tipo que se acercan a los emprendedores tecnológicos: actores, futbolistas, cantantes, presentadores de TV, toreros… El abanico cada vez es más grande, así que, para bien o para mal, tendrás una lista de posibles candidatos bastante amplia a la hora de elegir.

2. Tienen dinero. Otra cosa no, pero dinero… de eso tienen, y mucho. Dependerá de a quién consigas, pero un famoso con un buen fondo de caja podrá servirte de mucha ayuda, sobre todo si le explicas que tenéis que ser pacientes y que los beneficios no llegarán de la noche a la mañana.

3. Proyección. Seamos sinceros: tener a una cara famosa promocionando tu startup te puede ayudar, y mucho. ¿Quién no querría, de repente, salir en un tuit que van a leer millones de personas que podrían convertirse en tu usuario objetivo o en tu nicho de negocio idóneo?

Desventajas de un inversor celebrity

1. Los plazos. Ten en cuenta que, si el famoso es novato en esto de invertir en startups, quizá se haya pensado que esto va de meter 200.000 euros en una compañía y forrarse en cuatro meses. ¿Y si tu nuevo inversor no entiende que las cosas no funcionan así? ¿Y si te pide un retorno y un pelotazo casi desde el primer día?

2. No entiende tu negocio. Ten en cuenta que el famoso, a diferencia de un inversor profesional, seguramente no tenga ni remota idea del sector en el que te mueves. Por eso, cuando quizá te acerques a decirle que necesitas más dinero y le demuestres los progresos que necesitan esa inyección, no estamos seguros de que lo vaya a entender. En resumen: igual te cierra el grifo justo en el momento más inoportuno.

3. ¿Proyección? Tener a un famoso haciendo promoción de tu startup te traerá proyección, pero, ¿tanta? ¿De verdad? Una cosa es que los usuarios lleguen a tu plataforma cuando reciban el impacto publicitario, pero, ¿irán más allá? ¿Se registrarán? ¿Usarán tu tecnología? ¿Los podrás monetizar? En resumen, ¿te servirá realmente de algo el impacto más allá del momento?

Si eres un emprendedor en busca de financiación, comprueba los requisitos del programa Emprendedores.

Más en nuestra web