​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 15 Abr 2019

4 startups españolas que se saltaron la norma comprando a sus competidores extranjeros

Muchas startups españolas optan a que un gigante extranjero las compre; otras, a quedarse ellas con la competencia más allá de nuestras fronteras.

Cuando un emprendedor monta su startup, ¿cuál es su aspiración máxima? La principal será convertirse en una empresa relevante a nivel global y sobre todo rentable, claro, pero antes o después surgirá, aunque sea entre chascarrillos, el comentario de si alguna vez llegará un gigante extranjero y le comprará la empresa.

Sin embargo, la realidad no siempre es así. No solo porque haya startups que en principio no aspiren a ser compradas por un gigante, sino porque, de hecho, son ellas mismas las que, viendo su evolución y su inversión, deciden sacar la chequera para hacerse con competidores menores y así abarcar un mayor porcentaje de su mercado. En España tenemos algunos ejemplos: estas son las startups españolas que le dieron la vuelta a la tortilla y empezaron comprando empresas extranjeras.

1. Sindelantal y Miorden (México)

El portal de comida a domicilio Sindelantal fue uno de los primeros grandes exits que conocimos en España cuando empezamos a poner el foco en el sector de las startups. Muchos conocen su venta al gigante Just Eat, pero lo que pocos saben es que, antes de que llegase ese momento, Diego Ballesteros y Evaristo Babé se fueron haciendo grandes por su cuenta.

En 2012 Sindelantal ya era un referente en España y se había marcado su siguiente objetivo: México. No era una mala opción, precisamente: se trataba del país más numeroso de habla hispana en Latinoamérica, la puerta de entrada a aquel continente y un territorio en el que el 50% de los restaurantes contaban con servicio a domicilio. Y para entrar por la puerta grande, Sindelantal se hizo con el 100% de la startup mexicana Miorden. Puede parecer un detalle menor, pero en absoluto lo es, ya que, cuando Just Eat compró Sindelantal, solo se hizo con su negocio español, no con el mexicano, que siguió en manos de Diego y Varis. Unos años después, los emprendedores españoles habían conseguido replicar su mismo éxito en México y Just Eat tuvo que rendirse a la evidencia, adquiriendo también su negocio en el país mexicano.

2. Wallapop y Sell It (Estados Unidos)

Desde su nacimiento, Wallapop tuvo muy claro que no venía a comerse solo el mercado español, sino que aspiraba a convertirse en un referente a nivel internacional. No es casualidad, de hecho, que junto con la otra española LetGo formase en su momento una joint venture para atacar el mercado estadounidense bajo una única marca haciendo fuerza conjunta.

Sin embargo, el apetito de Wallapop no se limitaba a competir de tú a tú en el mercado americano, sino también a comprar pequeños competidores. Así pues, en 2015 también sacó la billetera a pasear para hacerse con la startup neoyorquina Sell It. La adquisición traía un regalo añadido: Fabrice Grinda, fundador de la startup y uno de los mayores expertos en ecommerce del mundo, se unió a Wallapop, lo que ha supuesto un crecimiento exponencial dentro de su equipo directivo.

3. Glovo y Foodora y Foodinho (Italia)

Glovo es, sin duda, una de las startups españolas del momento y amenaza con seguir expandiéndose hasta que, quizá, algún gigante mundial decida comprarla. Sin embargo, por el camino la compañía barcelonesa también ha tirado de adquisiciones para conquistar otros países. Y más concretamente, Italia.

En abril de 2016 Glovo entró en Italia con la compra de Foodinho, que le permitió empezar a abrir camino en aquel mercado. La conquista fue total hasta que dos años después, en 2018, hizo lo propio con Foodora, lo que ha colocado a la startup española en una posición más que aventajada a nivel europeo.

4. Mr Jeff y Lava é leva (Brasil)

Es uno de los últimos en llegar, pero también de los que más ruido está haciendo. El éxito de Eloi Gómez al frente de Mr Jeff parece incontestable: la compañía ha cerrado recientemente una ronda de financiación de 15 millones, está ya presente en 30 países y espera multiplicar por cuatro su volumen de negocio este año con su modelo de franquicias por medio mundo.

Además, nos acaba de dar una de las últimas noticias en lo que a adquisiciones se refiere: a principios de este 2019, Mr Jeff ha comprado la startup brasileña Lava é leva, lo que es un indicativo de que este emprendedor valenciano tiene un objetivo en mente: conquistar toda Latinoamérica.

Más en nuestra web