Las dificultades a las que se enfrentan las startups hacen que reducir costos sea un factor esencial para el éxito. La sostenibilidad es la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Que mantener una razonable situación financiera y económica es uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan las startups, es algo bien conocido. Así que reducir costos es clave en los inicios. Más si tenemos en cuenta la situación que en lo que a lo largo del 2020 hemos tenido que afrontar, en el que, para muchos, el flujo de efectivo ha demostrado ser un factor realmente delicado. De hecho, el flujo de caja ya era uno de los obstáculos más importantes para las nuevas empresas, ya que ha sido común que los fundadores hayan tenido problemas para determinar sus prioridades presupuestarias.

Reducir costos o prestar atención a ciertos elementos del presupuesto no es una cuestión solo de ahorro, sino también relacionado con la toma de decisiones inteligentes para el futuro de cualquier proyecto. Es por ello que algunas decisiones que, en principio, pueden parecer buenas, pueden generar en el medio o largo plazo más problemas que soluciones. Por ejemplo, contratar con un proveedor más barato puede servir para ahorrar algo en los primeros momentos, pero, por contra, en ocasiones, esto puede generar algunos problemas en el futuro, si esa reducción de precio se construye a costa de un peor servicio. En definitiva, tomar decisiones inteligentes es la base sobre la que construir un negocio sostenible y a largo plazo. Por eso, presentamos aquí 5 formas de reducir costos, que cualquier startup puede implementar.

Usa OKR y crea procesos

Una de las medidas que probablemente no has tomado, y que puede ser muy positiva, es utilizar OKR. Pero, ¿qué es un OKR? Pues bien, se trata del acrónimo de Objectives and Key Results, un marco de pensamiento crítico y una metodología de establecimiento de metas que puede ayudarte alinear las metas y garantizar que todos trabajen en colaboración para lograrlas. Difiere de otras metodologías de establecimiento de objetivos, como cuadros de mando integrales y KPI.

Además, al utilizar este marco, podrás realizar un seguimiento de los resultados. Se trata de una metodología muy adaptable a casi cualquier realidad, y se pueden implementar utilizando hojas de cálculo o un software OKR específico.

Una vez creados los OKR, deberás pasar a organizar los procesos internos para tu startup. No es necesario que sean estructuras complejas, pero aseguran una forma de trabajo. La metodología Kanban es un buen ejemplo, ya que está diseñada para ayudar a los equipos a trabajar juntos de manera más eficaz. 

Con esta fórmula, puedes evitar situaciones inesperadas para que las palabras funcionen de manera eficiente y ahorrar dinero. Una manera de reducir varios costos variables.

Teletrabajo

El teletrabajo impacta directamente en los comienzos y en los resultados de los empleados al reducir los costos de transporte del equipo, el tiempo perdido para viajar, los costos de servicios públicos y el espacio necesario para su oficina.

Un estudio realizado por la Universidad de Tilburg entre 5.000 encuestados de toda Europa muestra que trabajar desde casa es rentable para los empleados. Y no solo eso, sino que gran parte, encaja mejor con sus preferencias sociales, y les permite trabajar de manera más eficiente y con más control sobre su jornada laboral.

Además, es una apuesta interesante en este sentido para ahorrar costes y ganar en eficiencia, pensar en ello como una posibilidad a largo plazo. Elegir una configuración de control remoto puede ser un desafío, pero es muy factible si observamos el ejemplo de miles de nuevas empresas que lo han hecho en los últimos meses.

Empleados

Es cierto que construir el mejor equipo, especialmente con personas que posean toda una serie de conocimientos especializados o habilidades muy demandadas, puede ser costoso, pero no hacerlo o tener que estar buscando de forma constante por tener un índice de rotación es igual, o a veces más, costoso. Por eso, aunque no va a ser fácil, realizar la inversión necesaria para atraer, pero, sobre todo, para mantener un equipo de calidad y que ofrezca un alto rendimiento es una de las mejores decisiones que se pueden tomar. Al hacerlo, estarás evitando costos futuros de reemplazo y poniendo unos buenos cimientos para construir una empresa de éxito.

Subcontratar servicios para centrarte en tus puntos fuertes

La subcontratación es una manera fácil de reducir costos sin comprometer los distintos roles que necesita en su equipo. Busca los mejores socios con los que sacar adelante trabajos financieros, legales o de diseño. Estos contratos le permitirán concentrarse en el equipo principal y asegurarse de obtener la ayuda y el apoyo necesarios de profesionales para tareas específicas. Resulta especialmente interesante para realizar tareas de administración o de asesoría y gestoría, como nóminas, gestión de impuestos, entre otras muchas. Analiza bien qué tareas pueden ser más eficientes si las gestionas directamente o si optas por el outsourcing.

Las ventajas de aprovechar el marketing digital y las relaciones públicas

Tener experiencia en marketing o algún colaborador o empleado que la tenga es un punto a favor. Aprovecha estas habilidades y haz todo lo posible para apoyar y comenzar a construir tu marca lo antes posible. Los blogs, el marketing por correo electrónico y las redes sociales deben ser su enfoque principal. Así conseguirás reducir varios costos fijos.

Una vez que hayas creado una presencia en línea y tu marca comience a llamar la atención, trata de aprovechar el tirón para poniéndote en contacto con los medios especializados. Para ello, aprender a redactar un comunicado de prensa, cómo tratar con la prensa o a crear una base de datos de plataformas de medios que considere las más importantes para el crecimiento de su negocio, te ayudará con este objetivo. De esta forma, podrás crear una buena presencia de tu marca y resultar accesible e interesante para potenciales clientes o incluso inversores, sin tener que gastar mucho dinero para ello, y consiguiendo reducir costos.

Siguiendo estos consejos, no solo conseguirás ahorrar costos, sino crear un proyecto que será sostenible en el tiempo. Y ese es, precisamente, el principal objetivo

Artículos relacionados

Más en nuestra web