​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

En épocas de crisis, muchas compañías no son capaces de superar las dificultades. Otras no solo han sobrevivido, sino que se han convertido en grandes referentes en el que las startups se pueden inspirar.

Cuando llegan los malos tiempos, por lo general, los efectos alcanzan a la gran mayoría. En situaciones así, se considera que el tamaño y la solidez de una compañía son factores que influyen para hacer frente a las dificultades que toca vivir. La clave es lograr mantenerse a flote hasta que sea posible iniciar la recuperación, algo a lo que deben jugar tanto los grandes como los pequeños, los consolidados y los nuevos. Sin embargo, algunas empresas no solo son capaces de mantenerse con esfuerzo, sino que en etapas de recesión son capaces de crecer y aprovechar la situación para consolidarse.

En efecto, hay muchos ejemplos que han puesto sobre la mesa que los mercados bajistas pueden ofrecer un excelente caldo de cultivo para la innovación, al tiempo que obligan a dejar atrás fórmulas obsoletas que ya no sirven. En consecuencia, estos climas económicos difíciles obligan a las nuevas empresas a tomar decisiones diferentes dirigidas a mantener los proyectos a flote.

En este post os hablamos de seis grandes empresas icónicas que nacieron y crecieron a pesar de hacerlo en un contexto de recesión, o, quizás, gracias a él.

1. Microsoft

Fue en los primeros años de la década de 1970 cuando en Estados Unidos se comenzó a vivir en una situación de recesión que se prolongó durante 16 meses. En este periodo de tiempo, su economía se vio muy afectada, hasta el punto de que el PIB sufrió su mayor peor golpe en casi dos décadas. En este contexto, contra toda aparente lógica, dos estudiantes que abandonaron la universidad, Bill Gates y Paul Allen, desarrollaron el concepto de computación fácil de usar para hogares y oficinas. Esto sirvió para superar algunos de los retos más importantes y dar la oportunidad de aprovechar al máximo la tecnología. Con ello, lograron abrir una puerta para que, finalmente, Microsoft lograra convertirse en una de las compañías más valiosas del mundo.    

2. Apple

Si Microsoft superó aquellos duros años 70, uno de sus grandes competidores, el gigante de la manzana, Apple, hizo algo parecido, sobreponiéndose a las penurias que sufrió el conjunto de la economía norteamericana. Pero, además, a principios del nuevo milenio, durante otra etapa difícil, por el colapso de las puntocom de principios de la década de 2000 y por lo acaecido el 11 de septiembre, fue capaz de reinventarse. En este momento, que coincidió con la vuelta de Steve Jobs, se lanzó el icónico iPod. Con estos precedentes, no es extraño que Tim Cook, ex director de operaciones y actual CEO de Apple, haya dicho al respecto: "Creemos en invertir durante las recesiones".

3. Netflix

Netflix se fundó en en 1997, justo antes de que estallara la que se conoció como la burbuja puntocom, en los últimos años del siglo XX. Como para tantas otras compañías, la situación supuso un duro golpe para la empresa fundada por Reed Hastings y Marc Randolph, hasta el punto de que estuvo muy cerca de sucumbir, cuando se ofreció venderla a Blockbuster por 50 millones de dólares, aunque sin éxito. A pesar de ello, finalmente la compañía de entretenimiento fue capaz de superar los problemas y comenzar una meteórica carrera que le ha llevado hasta donde está hoy, gracias a su apuesta por la innovación y la creatividad que le han permitido transformarse en un pionero en la transmisión de videos de consumo a pedido.

4. 2001: Mailchimp

Mailchimp se centró inicialmente en grandes clientes corporativos con contratos anuales. SIn embargo, con la llegada de la crisis, la compañía se vio obligada a reinventarse, motivo por el que decidió pivotar su modelo de negocio. El resultado fue que en 2009 se añadió una la fórmula un negocio de freemium en 2009, una apuesta exitosa que le permitió pasar de 85000 a 450000 usuarios.

5. 2008: Airbnb

En 2007, Brian Chesky y Joe Gebbia tuvieron la idea de alquilar un colchón hinchable en el salón de su casa en San Francisco. En ese momento, casi nadie esperaba que tuviera lugar grave crisis que se desencadenaría poco después, que generaría graves problemas para las economías de muchos países, pero también iba a abrir interesantes ventanas de oportunidad. En ese contexto apareció Airbnb, que con su exitosa fórmula renovó el mercado de viviendas a corto plazo. En 2009, recibieron fondos de venture capital de primer nivel y experimentaron un crecimiento explosivo.

6. 2010: Warby Parker

Warby Parker fue fundada pocos años después de la caída de Lehman Brothers, en un momento en el que las consecuencias era muy profundas. A pesar de todo, sus fundadores vieron la oportunidad de lanzar al mercado un negocio de venta de gafas por internet. El proyecto fue un éxito rotundo y hoy en un próspero negocio líder en el sector minorista y de comercio electrónico directo al consumidor. 

Estos ejemplos demuestran que las épocas de recesión no solo pueden suponer dificultades para los nuevos y los viejos proyectos, sino que, en ocasiones, es el contexto ideal en el que explorar nuevas fórmulas y apostar por la innovación y la creatividad.

Artículos relacionados

Más en nuestra web