​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 01 Ago 2019

6 lecciones de Ray Dalio, el hombre que soñaba con los números a sus 12 años

Estas son algunas de las lecciones que nos ha regalado Ray Dalio, fundador de la firma de inversión Bridgewater Associates.

Es probable que el nombre de Ray Dalio te suene vagamente, pero es casi seguro que reconocerás Bridgewater Associates, uno de los mayores hedge funds del mundo e inversor de gigantes como Alibaba, Comcast o Kellogg. Bien, pues Ray Dalio es el neoyorquino que se enamoró del mercado de valores con apenas doce años y cuya pasión se transformó, en los años setenta, en una firma de inversión que maneja alrededor de 150.000 millones de dólares invertidos.

Más allá de su inmensa fortuna (en 2018, Forbes lo clasificó en la posición 25 en su lista Forbes 400); Dalio destaca también por su filantropía y por obras como Principles: work and life, mediante la que ha decidido compartir su conocimiento y modo de vida. El análisis y la superación de errores, la construcción de relaciones personales y laborales de valor, o incluso el equilibrio entre el riesgo y la recompensa forman parte del reguero de ideas que Dalio desarrolla en esta última obra que pueden ayudarte a ver las cosas con otras perspectivas.

Pero empecemos por lo primero. ¿Qué son los principios? “Los principios son formas inteligentes de manejar las cosas que ocurren una y otra vez en situaciones similares”, explica Dalio en su obra. ¿Y cómo se adquieren? Con experiencias y errores. “A lo largo de mi vida, las cosas más valiosas que he aprendido es que los resultados de los errores sobre los que reflexioné me ayudaron a formar principios para no volver a cometer los mismos errores”. Estas son algunas de las lecciones que nos ha regalado Dalio:

1. Es imprescindible aceptar la realidad. Pero ello no implica renunciar a tus sueños, al contrario. Ser consciente de las limitaciones y el contexto que existe es la mejor forma de que tus deseos se cumplan. Dalio tiene una fórmula que es la siguiente: sueños + realidad + determinación = vida exitosa.

2. Cometer errores no solo está permitido, sino que es casi una obligación. Los errores, problemas y debilidades siempre estarán en tu camino, conocerlos y analizarlos es un paso determinante en la consecución de objetivos. La clave, comentaba Ray Dalio en una charla TED, es cómo actuamos ante los errores.

 

A principios de los años 80, el inversor aseguró públicamente que la economía global iba camino de una severa depresión. Lo que ocurrió fue justo lo contrario: la economía Estados Unidos inició uno de sus mayores períodos de crecimiento, que duró dieciocho años. Más allá de las consecuencias de dicho error (Dalio perdió a sus empleados y tuvo que pedir un préstamo a sus padres), el fracaso actuó como un revulsivo. “En retrospectiva, mi fracaso fue una de las mejores cosas que me sucedieron, porque me dio la humildad que necesitaba para equilibrar mi agresividad”, afirmó el inversor.

3. El ego y los puntos ciegos son dos barreras a superar, sobre todo si uno quiere mejorar su toma de decisiones. La primera se refiere a la incapacidad de identificar nuestras debilidades y al rechazo a que nos las señalen otros. Esto solo nos hace más débiles. Los puntos ciegos están relacionados con la cooperación con otras personas. Uno cree que puede verlo todo, pero la fotografía completa solo se desvela con la ayuda de otros.

4. Para ello es clave ser “radically open-minded”. Al rodearse de personas que discrepaban con él, Dalio fue capaz de entender mejor todas las vertientes de una situación y tomar mejores decisiones al respecto. Es un concepto que podría relacionarse con el sistema de relaciones laborales del inversor: la meritocracia. Para el fundador de Bridgewater Associates, un sistema meritocrático + una transparencia radical en el entorno laboral propicia que las mejores ideas salgan ganando y relaciones de valor.

5. El equilibrio entre el riesgo y la recompensa. A Dalio no le da miedo el fracaso, pero le da pavor una vida aburrida. Es consciente de que uno no puede asumir todos los riesgos del mundo, pero tampoco quedarse de brazos cruzados. Para tener la mejor vida posible -en función de los estándares de cada uno-, el inversor defiende que “hay que saber equilibrar uno y otro”.

6. El proceso de los cinco pasos. Dalio ha diseñado un proceso de cinco pasos para que no te traiciones a ti mismo en el camino para conseguir lo que realmente quieres. Son válidos para cualquier situación, y a mayor repetición, mayor evolución personal. Son los que siguen:

  • Ten tus objetivos claros.
  • Identifica los problemas y no los toleres. Normalmente serán dolorosos, pero hay que hacerles frente.
  • Antes de ir a por la solución de tus problemas, analízalos. Identifica cuál es su origen con el objetivo y resuelve las causas subyacentes de forma eficaz.
  • Diseña un (buen) plan para resolver estos problemas.
  • Ejecuta el plan. Puede parecer un último paso algo obvio, pero no sirve de nada haber realizado el proceso anterior si no acabas ejecutando (de verdad) el plan que has diseñado.

lecciones ray dalio

Artículos relacionados

Más en nuestra web