Akademia 10 Jun 2021

Akademia lleva innovación a la Universidad Loyola de Andalucia.

Akademia lleva la realidad de la innovación al grado de Comunicación de la Universidad Loyola

«Para mí es fundamental que los alumnos estén formados en innovación. Y además creo que es una asignatura, una actividad, una habilidad que, primero, se puede aprender y que también es transversal, afecta a todos los sectores».

Estas palabras son de Fuensanta Galán, profesora titular del área de Organización de empresas de la Universidad Loyola de Andalucía. Galán ha liderado la última iniciativa de Akademia para celebrar dos sesiones con sus alumnos de la clase de Innovación y empresa del grado de Comunicación.

A través de Akademia, la Fundación Innovación Bankinter busca acercar la realidad más práctica de la innovación a los estudiantes universitarios para que descubran cómo pueden aplicar sus propios conocimientos a un ámbito tan apasionante y de futuro como este. 

Estas sesiones se han impartido como un nueva modalidad para acercar la innovación de forma masiva a los estudiantes universitarios. El programa Akademia habitual se realiza con un grupo seleccionado de alumnos. Pero en este caso, a Fuensanta le parecía que este programa puede ser una herramienta excepcional con la que complementar el aprendizaje de su asignatura.

«Que haya profesionales de fuera de la universidad, mostrando al estudiante lo que sabe, lo que han aprendido, dándole pautas, dándole trucos relacionados con innovación, es fantástico», nos explica.

Además, otra de las grandes ventajas que ofrece Akademia es, precisamente, diversificar el conocimiento y ofrecer perspectivas innovadoras a diferentes perfiles. «A alguien que estudie Educación, Comunicación, ADE, que le hablen de energía le abre un mundo tremendo», afirma Galán. «Un ingeniero, a lo mejor, nunca ha pensado en economía social y descubren muchas cosas, aprenden muchísimo».

Estas dos sesiones híbridas de Akademia se centraron, en primer lugar, en qué es la innovación, cuáles son las últimas tendencias, cómo impulsan el funcionamiento y la transformación de la sociedad; y segundo, en la energía y las telecomunicaciones, los últimos avances en el sector y cómo, a su vez, están generando nuevas vías de innovación.

Los alumnos de Fuensanta valoraron muy positivamente el aprendizaje en estos temas, ya que «han visto cosas de innovación, pero la mayoría no tenían idea de energía ni de la importancia de la energía ni de las telecomunicaciones, jamás se lo habían planteado».

Por otro lado, otro de los puntos más interesantes de este programa piloto fue el hecho de que las sesiones fueron impartidas por embajadores de Akademia, antiguos alumnos que tomaron las riendas y pasaron al otro lado de la barrera para compartir con la nueva generación de estudiantes todo lo que ellos mismos han aprendido con la Fundación Innovación Bankinter.

Pablo Florit, José Ramón Vilanova, Cristina Venteo y Fernando Alberca lograron conectar con el alumnado y este, a su vez, recibió con entusiasmo todas sus aportaciones. «Les cala más lo que les dice un compañero que lo que les dice un profesor», explica Fuensanta, «porque el profesor, a fin de cuentas, es el profesor en la asignatura. Cuando viene alguien de fuera, más si son compañeros de la universidad, ponen mucho más interés porque es alguien como ellos que le está contando cosas que han aprendido, que saben. Les ha abierto un poco la mente».

La participación ha sido uno de los factores que más éxito han tenido en la experiencia de los alumnos. Ellos mismos lo cuentan a través de una encuesta que se realizó tras las sesiones, y apuntan a la importancia de sentirse involucrados en las sesiones y de que los contenidos se expliquen de manera asequible. El hecho de que los ponentes hayan sido antiguos alumnos añade valor al conjunto, ya que ellos mismos han pasado por las sesiones y saben cómo transmitir el conocimiento de forma que se entienda con facilidad.

Este programa piloto ha sido tan satisfactorio para todas las partes que Galán está intentando que se replique en otros grados y asignaturas. Considera que Akademia es una iniciativa de la que pueden y deben beneficiarse todos los alumnos de Loyola. «Esa oportunidad de hacerse esas preguntas, de que se le abran nuevas preguntas en su cabeza. Que vean que hay cosas que no habían pensado y que no están relacionadas. Me parece que en dos sesiones de dos horas el aprendizaje ha sido altísimo», concluye.

Imágenes | Universidad Loyola Andalucia

Artículos relacionados

Más en nuestra web