​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Lo que propone el proyecto educativo Sharing Academy es que tus profesores particulares sean compañeros de carrera que dominan la materia.

¿Quién no ha ayudado (o recibido) ayuda alguna vez en esa materia que tan bien o tan mal se te daba? Entre compañeros es común ayudarse de manera informal y puntual. ¿Por qué no formalizarlo y convertirlo en algo regular y con una compensación a cambio? Es lo que propone el proyecto educativo Sharing Academy: que tus profesores particulares sean compañeros de carrera que han superado la materia y la conocen bien.

Se trata de una plataforma educativa que proponer innovar las clases de refuerzo. Unos aprenden, los otros reciben un ingreso extra, y entre todos se tejen redes de colaboración. Es la propuesta de Jordi Llonch, creador de la plataforma.

“El dilema de los universitarios que suspenden algún examen o asignatura es cómo encontrar un buen profesor particular que les ayude a aprobar. Los tablones de anuncios son la herramienta que se ha utilizado toda la vida, pero tienen muchas deficiencias, ya que fallan en determinar de forma fiable la calidad, experiencia y reputación de los que se anuncian”, explica Llonch. De ahí que decidiese fundar Sharing Academy, para organizar esa oferta de forma fácil y rápida.

Cómo funciona Sharing Academy

Los estudiantes que ya han superado una asignatura pueden dar clases particulares −fijando su disponibilidad de horario, precio y lugar− a todos aquellos que la necesitan aprobar, teniendo en cuenta validación de identidades, certificados académicos y valoraciones y recomendaciones de exalumnos como filtros de confianza.

Aunque la plataforma educativa está inicialmente dirigida a universitarios, este año amplía su operativa a ESO y a Bachillerato. Lo hacen de mano de Abacus Cooperativa, una distribuidora de servicios educativos. Otra de sus novedades es la gira #ApruébaloTodo: un tour para presentar el proyecto en 20 universidades españolas.

Vídeo: Sharing Academy

Impacto de Sharing Academy

La plataforma Sharing Academy trabaja con 53 universidades españolas. En dos años ha conectado más de 2.000 alumnos con profesores, según Llonch. El joven destaca que su propósito va más allá: “Nuestra voluntad es mejorar la educación. Por eso, el año pasado, con el apoyo de la Fundación Ramón Molinas, repartimos 15.000 euros en becas a estudiantes que no se podían permitir pagar un profesor particular.

Además, Sharing Academy acumula varios reconocimientos, como el primer premio mundial de ciudad colaborativa en el Smart City App Hack, el primer premio Ideas Meeting Point (Caja de Ingenieros) o el de ‘Mejor aplicación del mundo’ en los Mobile Premier Awards del Mobile World Congress 2016.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Tecnología y Desigualdad

    Esta tendencia analiza el potencial de la tecnología para combatir la degigualdad en la sociedad, mediante la mejora de servicios y oportunidades para toda la sociedad, ya sea en economias ricas o emergentes.

  • Theresa Pardo
    Theresa Pardo

    Directora en Center for Technology in Government