​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

La Industria 4.0 se está viendo favorecida por la aplicación de muchas tecnologías, entre las que destaca el Internet de las cosas, que se ha convertido en pieza clave para su desarrollo.

El Internet de las Cosas (IoT) consiste en que lo objetos tengan conexión a Internet en cualquier momento y lugar. Una de las aplicaciones principales de esta tecnología está en la industria.

La industria, gracias a la aplicación de tecnología, ha alcanzado un nuevo nivel de eficiencia que conocemos como la Industria 4.0 que permite una optimización de la productividad y la eficiencia en todos los procesos industriales.

A grandes rasgos, las áreas de aplicación del IoT en el ámbito industrial son: 

  1.  Fábrica digital / conectada: La maquinaria habilitada para IoT puede transmitir información operativa a los involucrados, como los fabricantes de equipos originales y los ingenieros de campo. Esto permitirá que los gerentes de operaciones y los jefes de fábrica administren de forma remota las unidades de la fábrica, optimizando la automatización y los procesos de fabricación.
  2.  Gestión de instalaciones: El uso de sensores IoT en equipos de fabricación permite alertas de mantenimiento basadas en las condiciones ambientales. Hay muchas máquinas/herramienta críticas que están diseñadas para funcionar dentro de ciertos rangos de temperatura, humedad y vibración. Los sensores IoT pueden monitorizar activamente las máquinas y enviar una alerta cuando el equipo se desvía de sus parámetros prescritos. Al garantizar el entorno de trabajo prescrito para la maquinaria, los fabricantes pueden ahorrar energía, reducir costes, eliminar el tiempo de inactividad de la máquina y aumentar la eficiencia operativa.
  3.  Monitorización de los flujos de producción: El uso de IoT en las cadenas de producción permite realizar una monitorización en tiempo real de las mismas desde el proceso de refinado, por ejemplo, en una planta de producción de derivados del petróleo, hasta el empaquetado final de los productos. Esto permite ajustar las operaciones para una mejor gestión de los costes operativos. Además, ayuda a prevenir potenciales retrasos y anticipar necesidades de mantenimiento.
  4.  Gestión de inventario: Las aplicaciones del Internet de las Cosas permiten la monitorización de eventos en las cadenas de suministro. Con estos sistemas, se sabe en todo momento dónde están los pedidos de materiales, las materias primas y los materiales acabados y se notifica a los usuarios sobre cualquier desviación significativa de los planes. En última instancia, esto optimiza el suministro y reduce los costes.
  5.  Seguridad y protección en plantas industriales: El uso combinado de Big Data e IoT puede mejorar la seguridad general de los trabajadores en planta, monitorizando los indicadores clave de rendimiento (KPIs -key performance indicators) de salud y seguridad, como por ejemplo la cantidad de lesiones y tasas de enfermedades, incidentes de vehículos y daños o pérdidas en maquinaria durante las operaciones diarias y tomando las medidas oportunas cuando se produzcan las alarmas predefinidas. 
  6. Control de calidad: Los sensores de IoT recopilan datos agregados de productos y otros parámetros durante las distintas etapas de un ciclo de producción. Estos datos se pueden referir a la composición de las materias primas utilizadas, la temperatura u otras características del entorno, los desechos producidos, el impacto que puede tener el transporte, etc. Además, si se usa IoT en el producto final, el dispositivo IoT puede proporcionar datos sobre la utilización que hace del mismo el cliente final. Todas estas entradas pueden analizarse para identificar y corregir problemas de calidad.
  7.  Optimización del empaquetado: Mediante el uso de sensores IoT en productos y/o empaquetado de los mismos, los fabricantes pueden obtener información sobre los patrones de uso y el manejo del producto por parte de los clientes. Los mecanismos de seguimiento inteligente también pueden rastrear el deterioro del producto durante el trasporte y el impacto que las variables ambientales puedan tener sobre el mismo. Los datos recabados se pueden utilizar para rediseñar productos y empaquetados para mejorar tanto la experiencia del cliente como su coste. 
  8. Logística y optimización de la cadena de suministro: El IoT puede proporcionar acceso a información de la cadena de suministro en tiempo real mediante el seguimiento de materiales, equipos y productos a medida que avanzan por la cadena de suministro. Esta información puede alimentar a los sistemas de gestión implantados tipo ERP, PLM, etc. Al conectar las plantas con los proveedores, todas las partes interesadas en la cadena de suministro pueden rastrear interdependencias, flujo de materiales y tiempos de ciclos de fabricación. Estos datos ayudan a los fabricantes a predecir problemas, reducir el inventario y reducir los costes logísticos optimizando rutas y procedimientos de recepción y entrega.

Como vemos, el mayor impulsor de este tipo de soluciones es el que decíamos al comienzo, mejorar la productividad y la eficiencia.

Si quieres saber más sobre el impacto actual del IoT haz click aquí.

  • Keywords:

  • iot

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Comercialización del Espacio

    En esta tendencia analizamos cómo el avance de la tecnología está permitiendo la comercialización del espacio y el desarrollo de nuevas aplicaciones industriales en órbita como la fabricación e investigación o nuevas tecnologías de comunicación y observación.

  • Beh Swan Gin
    Beh Swan Gin

    Presidente en Junta de Desarrollo Económico de Singapur