​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

En un mundo que evoluciona con rapidez, la educación en ciencia y tecnología es un instrumento importante para la consecución del desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza.

“En un mundo que evoluciona con rapidez, la educación en ciencia y tecnología es un instrumento importante para la consecución del desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza. Sin embargo, los sistemas educativos afrontan el problema de que esa enseñanza ha perdido pertinencia, por no haberse adaptado a los cambios actuales en materia de ciencia y tecnología”. Son palabras de la UNESCO, que señala la importancia de elaborar programas pedagógicos eficaces en materia de ciencia y tecnología.

La enseñanza de las ciencias también puede -y debe- ser innovadora. La comunidad para la enseñanza de las ciencias en Europa SCIENTIX recoge iniciativas que avanzan por este camino. Entre ellas está PERFORM, un proyecto de innovación educativa con presencia en España, Francia y Reino Unido que se propone reducir la distancia entre los jóvenes y la ciencia mediante las artes escénicas. Busca “romper el modelo unidireccional de transferencia del conocimiento científico y fomentar la interacción entre la ciencia y la sociedad”.

PERFORM nace de una problemática: “Las personas jóvenes a menudo tienen una visión estrecha del concepto de ciencia y esto puede limitar su futura vinculación con la materia. Además, para muchas de ellas es difícil identificarse, a nivel cultural, con la ciencia y en consecuencia no aspiran a realizar una carrera científica”. El proyecto cita que varios estudios “han demostrado que en los últimos años el interés por la ciencia está decayendo entre la juventud europea y que existen barreras para su implicación y participación directa”.

Metodología de PERFORM

PERFORM sigue un proceso de innovación educativa que fomenta la participación a través del uso de artes escénicas con estudiantes de secundaria, sus profesores e investigadores en la fase inicial de su carrera.

El proyecto analiza cómo ese enfoque educativo humano-ciencia-arte puede fomentar la motivación de los niños y niñas hacia el aprendizaje de la ciencia y reforzar las competencias transversales que necesitarán para las carreras y empleos STEM (siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Vídeo: Perform Research

El proyecto trabaja con doce institutos en Barcelona (España), Bristol (Reino Unido) y París (Francia). La efectividad de estos métodos y el proceso educativo participativo al fomentar la implicación de los estudiantes en STEM son evaluados sistemáticamente. Concretamente, analiza si el desarrollo de los métodos ofrece a los estudiantes las competencias transversales que necesitarán en un futuro profesional relacionado a la ciencia.

“Este aprendizaje científico implica una restructuración de la percepción a través del cual las personas jóvenes pueden llegar a relacionarse de manera diferente con la ciencia, y quizás también con ellas mismas, en un proceso de establecer su identidad”. Para estos fines, investigadores, artistas y jóvenes de secundaria trabajan juntos, desarrollando actividades basadas en las artes escénicas. Y esperan que esta colaboración “incremente la implicación de la gente joven con la ciencia, sus valores y los procesos de investigación científica”.

Artículos relacionados

Más en nuestra web