​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

El emprendimiento femenino continúa creciendo en todo el mundo. Te presentamos un análisis de la presencia femenina en nuestras startups.

Según el informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) sobre emprendimiento femenino revela que la actividad emprendedora entre las mujeres ha crecido un 10% en todo el mundo.

La tasa de emprendimiento femenino varía considerablemente dependiendo de la región; a medida que aumenta el nivel de desarrollo económico disminuye el porcentaje de emprendedoras. Por ejemplo, mientras que en las principales economías europeas esta tasa ronda entre el 3 o 4%, en países como Senegal alcanza el 37% o en países de America Latina o el Sudeste asiático el número de emprendedoras femeninas es igual o superior al de emprendedores masculinos. Focalizando en nuestro entorno, la tasa de emprendimiento femenino europea se sitúa en un 6,3%, y en España es del 4,7% pero la brecha va disminuyendo año a año.

En la Fundacion Innovación Bankinter hemos realizado un breve estudio sobre la participación femenina en nuestras startups participadas. Sobre una muestra del 30% de nuestras participadas hemos querido averiguar cuantas mujeres trabajan en ellas y cuantas fundadoras hay y estos han sido los resultados:

  • El 14% de los fundadores de nuestras startups son mujeres. Y curiosamente todas estas mujeres tienen una edad entorno a los 30 años.
  • Solo el 11% de los CEO son mujeres.
  • El 35% de los trabajadores de estas startups son mujeres. Nuestras startups son compañías con base tecnológica por lo que este porcentaje se encuentra ligeramente por encima de la media, ya que según la Comisión Europea, en el sector TIC sólo hay un 30% de presencia de trabajadoras femeninas. Aunque la parte negativa es que ninguna de estas mujeres ocupa el poder de responsabilidad en tecnología de la Empresa (CTO).

El emprendimiento femenino en España avanza, no sólo porque cada vez hay mas emprendedoras, sino porque sus startups son relevantes. Un ejemplo de esto es que de las 10 startups femenimas más prometedoras de Europa seleccionadas por la Unión Europa, 3 son españolas: Emjoy, Cocoro y Gazella. Tres compañías que afrontan resolver retos femeninos.

Artículos relacionados