​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 01 Abr 2019

Blockchain, IoT, criptomonedas... las palabras que más gustan (y asustan) a los inversores

Ojo con las tendencias emprendedoras: según cómo sea tu trabajo, podrán abrirte muchas puertas o cerrártelas del todo.

Cuando un emprendedor comienza a armar su proyecto no puede estar encerrado en su propia burbuja. Tiene una idea y la quiere llevar a cabo de una forma determinada y con una tecnología determinada, pero no puede ser ajeno a las tendencias emprendedoras que estén adoptando otras startups similares a la suya.

Porque puede que tu startup sea realmente innovadora, pero dependiendo de lo que haga puede llamar más o menos la atención de los inversores. Y eso no será un problema si tienes los fondos suficientes para nacer e ir creciendo, pero en caso de que necesites financiación externa tendrás que fijarte, casi de manera obligatoria, en las tendencias que se estén dando en tu propio sector y mercado.

Sin embargo, las tendencias siempre son un arma de doble filo, porque hay una serie de palabras que, según cómo las ejecutes, podrán atraer a los inversores hacia tu empresa… o hacer que salgan corriendo inmediatamente. Son algunas de las siguientes.

1. Blockchain

Quizá sea una de las joyas de la corona actualmente. Rara es la startup innovadora que deseche de primeras esta tecnología, así como raros son los fondos que, como poco, no están pendientes de las compañías que se basan en blockchain. Sin embargo, hay que tener cuidado, porque una cosa es tener una startup que recurre al blockchain y otra muy distinta tener una startup que se empeña, casi por decreto, en recurrir a dicha tecnología para atraer la atención.

Si vas a recurrir al blockchain, date un momento para pensar: ¿de verdad aportas valor? Porque puede que, de entrada, llames la atención de los inversores, pero sé consciente de que, como la tuya, habrás muchísimas más compañías que estén haciendo exactamente lo mismo. A la hora de analizar tu empresa, ¿es el blockchain lo mejor que tiene? ¿Es una herramienta o un fin en sí mismo? Si otra startup hace lo mismo que tú, ¿cómo piensas ganarle la batalla? ¿Tienes un plan de verdad más allá de vender la palabra de moda? Además, ¿de verdad para lo que haces es imprescindible el blockchain? Si entras en un sector con habituales discrepancias legales, como los seguros, o en uno donde siempre hace falta un notario, quizá estés en el camino correcto, pero ¿de verdad necesitas blockchain para contratar un servicio corriente o para vender un trabajo B2B? Antes de vender el blockchain, asegúrate de que, cuando la palabra pase de moda, tu startup seguirá teniendo sentido.

2. Internet of Things

El Internet of Things (IoT) es otro de los términos de moda, pero es verdad que guarda muchas diferencias respecto al blockchain. No solo en el tipo de tecnología empleada, obviamente, sino sobre todo en su potencial negocio. Según un informe de Cisco, en el año 2020 habrá nada menos que 50.000 millones de dispositivos conectados en todo el mundo. Además, habrá una inversión en IoT de 1,29 billones de dólares, una cifra que en España se quedará en los nada despreciables 23.000 millones de euros. Como vemos, no se trata de un mercado pequeño, precisamente.

Sin embargo, que el pastel sea enorme no quiere decir que los inversores vayan a correr a financiar tu startup solo porque recurra al IoT. En primer lugar, porque como la tuya habrá muchas otras startups que hagan lo mismo. Y en segundo, porque ante un volumen de negocio tan suculento puede haber cierta diversificación, sí, pero también será pasto de los gigantes mundiales de internet. Porque el IoT será una realidad a nivel mundial, pero si tenemos en cuenta que las grandes compañías como Amazon, Google o Apple ya están metidas de lleno en este mercado, parece evidente que será difícil mojarles la oreja. Además, emprender en IoT es mucho más caro que en blockchain, ya que tendrás que fabricar los dispositivos, así que a los inversores podría gustarles tu proyecto, sí, pero también huir despavoridos.

3. Criptomonedas

Las criptomonedas han sido uno de los grandes globos sonda de los últimos años, pero, como quizá ya sepas, se ha ido desinflando. La explosión de bitcoin hizo que todos los grandes focos de inversión girasen sus ojos hacia esa nueva mina dorada, y la aparición de otras grandes criptomonedas como ethereum, además, consiguió diversificar el mercado. Pero no es oro todo lo que reluce.

Para empezar, bitcoin ya no es ni la sombra de lo que fue. Durante el año 2018, la criptomoneda alcanzó su máximo valor histórico, rondando los 20.000 euros, pero desde entonces su precio no ha parado de caer y actualmente, menos de un año después, apenas supera los 3.000 euros, con lo que su mejor momento parece haber muerto para siempre. Además, hazte la misma pregunta que te hacías con blockchain: ¿realmente es imprescindible que trabajes con criptomonedas? ¿De verdad que tu ecommerce renuncie al dinero de curso legal y abogue por una criptomoneda le va a dar un verdadero valor añadido?

Artículos relacionados

Más en nuestra web