​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 10 Mar 2020

Ciudades inteligentes para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Conoce algunas iniciativas que pueden llevar a cabo las ciudades inteligentes para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

¿Cómo pueden las ciudades inteligentes ayudar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU? 

Aunque no existe una definición mundialmente consensuada, organismos como Naciones Unidas, por medio de ONU-Habitat, o la Unión Europea coinciden en señalar que el rasgo fundamental de las ciudades inteligentes es el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la gestión de los retos urbanos y que su objetivo es mejorar la vida de los ciudadanos y favorecer su desarrollo.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y United Nations Economic Commission for Europe (UNECE) añaden el concepto de "sostenible": Una ciudad inteligente y sostenible es una ciudad innovadora que utiliza las TIC para mejorar la calidad de vida, la eficiencia de las operaciones y servicios urbanos y la competitividad, al tiempo que garantiza satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras con respecto a los aspectos económicos, sociales, ambientales y culturales.

Así pues, las ciudades inteligentes, deben contemplar los ODS como líneas de inspiración para definir sus políticas.

A continuación, conoce algunas iniciativas que pueden llevar a cabo las ciudades inteligentes para cada uno de los ODS:

ODS 1: Fin de la pobreza - Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

Como dijeron nuestros expertos cuando se analizó la tendencia Ciudades Disruptivas, “Acaso el mayor de todos los retos es la lucha contra la desigualdad, única opción para desarrollar una sociedad cohesionada”. Es necesario hacer una reflexión sobre cómo las nuevas tecnologías (los robots, la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, etc.) van a cambiar la forma de trabajar y cómo preparar a la ciudadanía para que no se quede descolgada.

ODS2: Hambre cero - Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

Otra posible iniciativa es hermanarse y solidarizarse con regiones eminentemente agrícolas, promoviendo el comercio justo y la salud alimentaria. Tal y como recoge nuestro informe Ciudades Disruptivas, para el año 2100, el 85% de los 9.000 millones de personas que entonces poblarán el planeta vivirá en ciudades, proporción límite, según la OCDE: menos habitantes en el medio rural no lograrían producir suficientes alimentos para los urbanitas.

ODS3: Salud y Bienestar - Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

La salud es sin duda uno de los focos calientes de la adaptación a una sociedad cada vez más longeva. “También implica nuevas necesidades en materia de transporte, promover la socialización de los mayores y fomentar el ejercicio para mejorar la salud física y mental de la población”, dice nuestro Bruno Fernández-Ruiz, cofundador y CTO de Nexar.

En el siguiente vídeo, nuestro experto William Haseltine nos aporta su visión de cómo hacer la sanidad más eficiente en las ciudades:

 

ODS4: Educación de Calidad

La tecnología puede ayudar a promover la educación continua en los ciudadanos (lifelong learning).

Además, con la ingente cantidad de datos generados en las ciudades, sobre todo por los propios ciudadanos, las soluciones de big data e inteligencia artificial pueden detectar de forma rápida y certera las necesidades de escolarización y de educación de diferentes colectivos. 

ODS5: Igualdad de género

Las aplicaciones de big data e inteligencia artificial juegan aquí un papel fundamental, evitando los sesgos o la discriminación por sexo a la hora de analizar los datos y proponer medidas o sugerir políticas.

ODS6: Agua limpia y saneamiento - Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Los sensores y dispositivos inteligentes puede ayudar a garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible, aportando información relevante “sobre el nivel del saneamiento, presión de la red, bocas de riego, caudalímetros y lecturas de parámetros de calidad del agua”.

ODS7: Energía asequible y no contaminante

Uno de los mayores desafíos que afrontan las ciudades, de acuerdo con la opinión de los expertos del Future Trends Forum, es precisamente la sostenibilidad y la transición energética: “Hace falta desarrollar una agenda agresiva de electrificación, poniendo especial énfasis en los transportes comerciales, como furgonetas o camiones”.
“El fomento de los vehículos eléctricos debe entenderse como una medida encaminada a reducir la huella energética de las urbes y a combatir la polución, otro de los azotes de las poblaciones urbanas (y especialmente de la salud de sus habitantes).”

ODS8: Trabajo decente y crecimiento económico - Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

Las ciudades inteligentes pueden ayudar a promover las actividades productivas, la creación de puestos de trabajo decentes, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, incluso mediante el acceso a servicios financieros.

Como afirma Chris Johnson, Director General y Director Creativo de Gensler, el futuro del empleo está directamente relacionado con las ciudades. Según Chris, son cuatro los motores del cambio que afectan al futuro del empleo: la competición de talento, el cambio tecnológico, el aumento de la cultura de las experiencias y el poder de lo urbano. 

 

ODS9: Industria, Innovación e Infraestructuras.

Es fundamental apostar por la innovación abierta. Como dicen nuestros expertos del Future Trends Forum: “Sin la cooperación de todas las partes implicadas en el desarrollo de las ciudades, lo que incluye a sus habitantes, y sin una visión a largo plazo, parece difícil poder afrontar de manera exitosa las muchas transformaciones que van a sufrir las urbes.”

ODS10: Reducción de las desigualdades.

“Las nuevas tecnologías, la digitalización, la gentrificación, pueden ser factores que aumenten las desigualdades sociales, la fragmentación y la segregación". ¿Cómo hacer posible la tan necesaria cohesión social? 

El big data y la analítica de datos puede aportar soluciones de apoyo especial a ciudadanos desfavorecidos y marginados y crear indicadores que permitan potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.
Como apunta nuestra experta, Natalia de Estevan-Úbeda, “la brecha social que está causando el mundo digital debe incluirse en la agenda de quienes se dedican a la planificación de servicios de movilidad inteligente”.

ODS11: Ciudades comunidades sostenibles 

Para una ciudad inteligente, este objetivo debe ser el pilar fundamental sobre el que deben pivotar los demás. “El futuro que queremos incluye ciudades de oportunidades, con acceso a servicios básicos, energía, vivienda, transporte y más facilidades para todos.”

“Todos los elementos que configuran la ciudad de hoy son importantes. Pero deberíamos darle más peso si cabe a la protección del medioambiente, del que depende nuestro futuro”, dice nuestro experto Marco Pedrazzo, responsable de desarrollo de negocio del despacho de arquitectura Carlo Ratti Associati.

Como recoge el análisis de la tendencia Ciudades Disruptivas, en su informe Hacia la ciudad 4.0, la consultora KPMG detecta cuatro ámbitos en los que debe centrarse la gestión del medio ambiente y de los recursos energéticos:

  1. Gestión eficiente de los recursos. Por ejemplo, a través de sistemas inteligentes de encendido y apagado del alumbrado público.
  2. Gestión de los residuos. Esta tarea se está convirtiendo en más eficiente gracias a medidas como la instalación de sensores de cubos que avisan de cuándo están llenos.
  3. Gestión inteligente del agua. Como comentábamos en el ODS6, los sensores y dispositivos inteligentes pueden aportar información relevante “sobre el nivel del saneamiento, presión de la red, bocas de riego, caudalímetros y lecturas de parámetros de calidad del agua”.
  4. Control de la calidad del aire. Se puede realizar gracias a los sensores inteligentes repartidos por la ciudad.

ODS12: Producción y consumo responsables

Las ciudades inteligentes necesitan fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía, la construcción de infraestructuras que no dañen el medio ambiente, la mejora del acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales.

Las ciudades inteligentes pueden crear sistemas que permitan ir a modelos de Economía Circular. Una de las tendencias detectadas por nuestro experto, el arquitecto Chris Johnson, director ejecutivo de Gensler para Oriente Próximo, es el creciente uso de materiales reciclados en las ciudades.
En el informe Ciudades Disruptivas, ilustramos esta producción responsable con el caso del estudio británico que ha lanzado la WikiHouse, un proyecto de construcción open-source de casas que se montan con grandes piezas estandarizadas, como una especie de Lego gigante (o de gran mueble Ikea). La intención es democratizar y simplificar la construcción de hogares sostenibles y con el menor uso de materiales posible.

ODS13: Acción por el clima

Con estrecha relación con el resto de ODS, las ciudades inteligentes deben crear sistemas para fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales.

Una de las tecnologías emergentes que destaca para este año el MIT Technology Review es la Responsabilidad del cambio climático (Climate change attribution), campo que pretende determinar científicamente los mecanismos responsables del calentamiento global y viceversa, qué fenómenos meteorológicos pueden ser achacados al cambio climático.

ODS14: Vida submarina

Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible es de especial relevancia para ciudades costeras, pero no sólo:

  • Prevenir y reducir significativamente la contaminación marina de todo tipo, en particular la producida por actividades realizadas en tierra, incluidos los detritos marinos y la polución por nutrientes.
  • Gestionar y proteger sosteniblemente los ecosistemas marinos y costeros para evitar efectos adversos importantes, en coordinación con resto de Administraciones.
  • Crear eficaces sistemas de depuración de aguas que eviten la contaminación y la eutrofización de las aguas costeras.

ODS15: Vida de ecosistemas terrestres 

Con el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad, las ciudades podrían hacer uso de nuevas herramientas tecnológicas no invasivas como son las cámaras de fototrampeo y los escáneres de radiofrecuencias para el estudio y seguimiento de los animales que habitan en la ciudad.

“Uno de los grandes desafíos de las ciudades es re-ruralizar el centro urbano”, nos dice nuestro experto Chris Luebkeman, director de Global Foresight de Arup. “Huertos urbanos, apicultura urbana… Los ciudadanos queremos comida orgánica y fresca que proceda de fuentes de confianza”.

ODS16: Paz, justicia e instituciones sólidas

Estos son algunos ejemplos para ayudar a promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas:

  • Policía local con modernas herramientas de coordinación con resto de fuerzas públicas de seguridad.
  • Uso de las TIC para lograr transparencia en la gestión pública municipal y evitar la corrupción.
  • Uso de las TIC para promover la participación ciudadana.

ODS17: Alianzas para lograr los objetivos - Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Es necesario crear alianzas con el sector privado y la sociedad civil, implicando al mundo universitario local (con modelo de innovación de Triple Hélice).

Para lograr este objetivo, sería de utilidad la creación de una red de ciudades inteligentes construida sobre principios y valores, una visión compartida, y metas compartidas.

Si quieres profundizar en el estado actual de las Ciudades Inteligentes y los retos y oportunidades que se presentan, muchos de ellos alineados con los ODS, puedes consultar el análisis de la tendencia de nuestro think tank, Future Trends Forum, haciendo click aquí.

Artículos relacionados

Más en nuestra web