​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Te contamos las distintas formas que tienes para presentar una idea de negocio ante posibles inversores.

Una vez tienes definida y evaluada tu idea es necesario saber presentarla. Para todas las ideas es esencial presentarla en eventos, hacer networking para conocer gente que pueda ayudarte a modelar tu negocio y conseguir tus objetivos, etc.

Lo primero en la preparación de la presentación de la idea es enfocarse en la forma en la que debes estructurar tu contenido, respondiendo a estas preguntas:

  • ¿Qué haces?
  • ¿Qué nivel de desarrollo/ejecución tiene tu proyecto?
  • ¿Qué pretendes de tu interlocutor? Para cualquier presentación, es esencial personalizarla al público/interlocutor a quien vaya a presentarse.

Dependiendo del público y el tiempo para tu presentación, hay tres modalidades:

  • Presentación rápida, el conocido Elevator Pitch. Por definición, el 'elevator pitch' es la presentación de tu negocio o empresa a un potencial inversor en breves minutos. La idea surge a partir de un escenario hipotético: cómo vender tu proyecto a un posible inversor si te lo encuentras en un ascensor. Debes ser directo, concreto, trasmitir pasión y lograr hacerlo en menos de 3 minutos.
  • Resumen ejecutivo, por lo general más extenso y de forma escrita, incluye la idea de negocio y una descripción más detallada de los recursos necesarios para desarrollarlo, medios de distribución, elementos claves y nicho de mercado al que va dirigido. No debe ser un documento más extenso de 3 páginas que debe estar dirigido a generar curiosidad a posibles inversores y clientes.
  • Presentación de la idea, donde debes incluir todos los detalles acerca de tu negocio, con números y estimaciones reales, análisis de mercado, competidores, etc. Explicar los puntos que hacen único a tu negocio y los problemas y necesidades que resuelve.

Tomás Ferrandiz nos ofrece un decálogo de cómo presentar una idea:

  1. Cree en la idea. Creer ciegamente en una idea es el motivo principal para presentarla.
  2. ¿Se puede resumir en un tweet? Si una idea no la puedes explicar en menos de 280 caracteres, mejor no la expliques.
  3. Cuenta una historia. A la hora de desarrollar esa idea de campaña y exponer las diferentes piezas que pueden llegar a formar parte de su ejecución creativa, no te pierdas en un mar de cromos expuestos uno tras otro como si se tratara de un pase de antiguas diapositivas.
  4. Ponle pasión. Si no te brillan los ojos a la hora de explicarla, olvídala. Si no transmites pasión, y si los que tienes delante no acaban convencidos de que tú estás convencido, mejor déjala estar.
  5. Llega a unas conclusiones y explica los resultados que esperas obtener. ¿Por qué? ¿Dónde te lleva? ¿Venderás más? ¿Cuánto? ¿Atraerás más fans a la página de Facebook? ¿Cómo los atraerás? ¿Cuántos vendrán? ¿En cuánto tiempo? Explica la idea y a continuación intenta explicar qué resultados se pueden conseguir y cuenta el por qué.
  6. Nunca digas "Pues a mí me gusta mucho" Hay cosas que no gustan al 90% de la gente.
  7. Muestra datos. Utiliza datos para justificar la estrategia en la que se sustenta la idea.
  8. Prepara respuestas para todas las dudas. Las ideas, incluso las mejores, generan dudas. Prepárate para poder responder a todas y dar una buena justificación.
  9. No te creas que tienes la verdad absoluta. Tu idea puede que no sea la mejor.
  10. Relájate y disfruta presentando. Esta es quizá la más difícil de todas. Los nervios no te llevan a ningún sitio. Es tu idea y estás convencido de ella, ¿por qué ponerse nervioso?

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Inteligencia Artificial

    Tendencia que analiza cómo la Inteligencia Artificial mejorará aspectos de nuestra vida cotidiana como la educación, la salud o el trabajo.

  • Thomas Kamber
    Thomas Kamber

    Director en Older Adults Technology Services