​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Fundación 31 Ene 2019

Cómo promover la innovación, de Silicon Valley a Bangalore

Soumitra Dutta
Soumitra Dutta

Profesor de Operaciones, Tecnología y gestión de la información. en Cornell SC Johnson College of Business

¿Qué tienen en común Silicon Valley, Helsinki, Dubai, Shenzhen, Bangalore y Singapur?

¿Qué tienen en común Silicon Valley, Helsinki, Dubai, Shenzhen, Bangalore y Singapur? Cada uno de ellos representan a regiones con ecosistemas de innovación de éxito. Son imanes para el talento global y empresas innovadoras que ayudan a darle forma al futuro. Ninguno de estos ecosistemas habría prosperado sin alianzas público-privadas. El mundo reconoce la necesidad de crear más ecosistemas de éxito, pero deben tener un crecimiento inclusivo y sostenible.

Las empresas siempre han tenido que competir para sobrevivir en entornos globales, por lo que no es de extrañar que la innovación siempre ha sido prioritaria en la agenda corporativa. Más recientemente, los gobiernos regionales y locales han dado prioridad a los ecosistemas de innovación cuando han entendido sus beneficios económicos y sociales. Líderes en los sectores público y privado aprecian no sólo el valor económico que crean estos ecosistemas de innovación sino su valor social para fomentar la creación de empleo y su capacidad para atraer y retener talento.

Mientras que los ecosistemas de innovación no son un fenómeno nuevo, las últimas tendencias exponenciales en progreso tecnológico digital, biológico y físico, se han convertido en el nuevo motor para crear nuevos ecosistemas de innovación. El éxito de Silicon Valley en particular ha generado envidia en todo el mundo, inspirando a muchos a imitarla.

Un ejemplo es la ciudad de Nueva York. Su objetivo fue el liderazgo económico global impulsado por la tecnología mediante la construcción de un ecosistema de innovación inspirado en Silicon Valley. Alimentado por la ambición del alcalde Bloomberg, la ciudad celebró un concurso mundial en 2011 para atraer a una universidad tecnológica que podría actuar como ancla de talento para su ecosistema de innovación. La ganadora del concurso de la Universidad de Cornell ha establecido su instituto tecnológico en la isla de Roosevelt, en colaboración con el Technion de Israel.

El éxito del Tech de Cornell ha reforzado la manera en la que la universidad opera e interactúa con los actores regionales claves, públicos y privados. Por ejemplo, profesores de investigación de la universidad deben dar clases en los institutos locales. Y las empresas privadas también pueden alquilar espacio en el campus de Tech de Cornell en que basar sus laboratorios de innovación, profundizando la colaboración con profesores y estudiantes.

Otro ejemplo es Silicon Savannah, un ecosistema de innovación tecnológica en el África subsahariana, y uno de los que más rápido está creciendo en los mercados emergentes. Empresas como Intel, IBM y Microsoft han invertido más de $ 1 billón para apoyar el crecimiento de más de 200 empresas. Una diferencia interesante a otros ecosistemas es que empresas de Silicon Savannah no se centraron en ayudarle a aparcar el coche o doblar la ropa, sino en problemas reales donde han fracasado las soluciones de mercado.

BRCK ha creado una red que conecta escuelas a internet a través de tabletas y routers solares. AB3D está convirtiendo residuos electrónicos en las impresoras 3D que crean miembros artificiales. El éxito arrollador de MPesa o la importante inversión de los gobiernos regionales en una nueva fibra óptica submarina que ha proporcionado una banda ancha barata, confiable y que ofrece una velocidad media de conexión en África Oriental más rápida que en los Estados Unidos.  El éxito de Silicon Savannah no se basa en reproducir Silicon Valley, sino en aprovechar sus ventajas competitivas específicas y centrándose en sus fortalezas diferenciales.

Los ecosistemas de innovación juegan un papel importante en la creación de valor económico y social, y por esto debemos preguntarnos si nuestros ecosistemas actuales han abordado el asunto más apremiante la agenda global: crecimiento inclusivo y sostenible. En la mayoría de los casos, la respuesta no es alentadora. A pesar del éxito excepcional de ecosistemas de innovación como Silicon Valley y Boston, extensiones de los Estados Unidos (especialmente las zonas rurales), siguen intactas.

Brookings Institution ha demostrado que, desde la crisis financiera de 2008, el 72% de la creación de empleo en los Estados Unidos se han acumulado en las zonas metropolitanas. El abismo urbano rural ha contribuido al auge de las ideologías políticas populistas, no sólo en los Estados Unidos, pero también en muchos otros mercados como Francia, Italia y el Reino Unido. Los beneficios del éxito muchas veces no son compartidos igualmente dentro de las regiones que alojan a estos ecosistemas, un ejemplo son los altos alquileres y precios de las viviendas en Silicon Valley y Boston que han hecho vida inalcanzable para muchos.

El Consejo de Futuro de Ecosistemas de Innovación del World Economic Forum pretende aportar ideas sobre cómo promover el crecimiento inclusivo y sostenible de estos ecosistemas de innovación. Las conversaciones iniciales entre el grupo de trabajo han identificado cuatro áreas clave:

  1. Nuevos vehículos financiación que enfaticen tanto la inclusión como de rentabilidad.
  2. Contratación inclusiva, que amplíe la base de contratación y facilite el terreno de juego para los innovadores. Las estrategias de contratación deben ser orientadas al resultado y al apoyo del crecimiento inclusivo y sostenible.
  3. Mapeo del ecosistema. Creación de un mapa de las conexiones entre los diferentes actores de un ecosistema de innovación. Esto debe facilitar la incorporación de nuevos participantes, haciendo el sistema más incluyente y sostenible.
  4. Aceleración de nuevos ecosistemas, especialmente en las áreas más deprimidas del planeta. Las buenas prácticas en este contexto deben ser documentados y compartidas.

El Consejo de Futuro de Ecosistemas de Innovación del World Economic Forum (reunido en Enero de 2019 en Davos) invita a todos a colaborar en el desarrollo de ecosistemas de innovación inclusivos que apoyen un desarrollo de crecimiento sostenible. Es un esfuerzo común en el que triunfaremos juntos.

El artículo original es: How to nurture innovation, from Silicon Valley to Bengaluru

Autores: 

  • Kanini Mutooni, Director de Inversión y TIC, Centro de Comercio e Inversión de USAID en África Oriental.
  • Soumitra Dutta, Profesor de Operaciones, Tecnología y Gestión de la Información en Cornell SC Johnson College of Business y patrono de la Fundación Innovación Bankinter.

Haz click aquí si quieres conocer otros ecosistemas de innovación.

Artículos relacionados

Más en nuestra web