​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Necesitas inversión o incluso vas a vender tu empresa. Vale, pero… ¿cuánto vale?

Es una de las primeras preguntas que, como emprendedor, te haces cuando estás pensando en llevar a cabo una ronda de financiación: ¿cuánto vale exactamente mi empresa?

La pregunta se da casi en cada ronda: da igual que estés naciendo, que lleves seis meses, o unos años, o que ya tengas tracción, o que hayas llevado a cabo varias rondas o que incluso estés pensando en vender la startup y empezar de cero. La pregunta nunca tiene una respuesta fácil: ¿cuánto dinero vale tu startup en el mercado?

Nos hemos propuesto ayudarte, así que te vamos a dar cuatro criterios para la valoración de startups. Eso sí: los de hoy te van a gustar, ya que nos vamos a referir a los criterios más o menos subjetivos. Otro día hablaremos de los objetivos:

1. Números actuales

Pongamos que llevas un par de años con la startup en marcha. ¿Qué números tienes ahora mismo? ¿Has conseguido usuarios? ¿Y clientes? ¿Y facturación? Este tipo de criterios podrán ayudarte a calcular un precio, sobre todo en caso de venta. Si eres un B2B, tu posible inversor o comprador intentará poner un precio en función de tu facturación, y ahí comenzaréis a negociar: ¿cuántos años de facturación vale actualmente tu startup? Si no eres un B2B, la ecuación se complicará un poco: tendréis que tener en cuenta el posible número de usuarios, la velocidad a la que estás creciendo, la velocidad a la que lo seguirás haciendo, la cuota de mercado actual y futura, etc.

2. Business plan

Ya estés en una etapa inicial o avanzada, el business plan siempre será el mejor compañero de viaje de tu startup, sobre todo si estás consiguiendo cumplir la hoja de ruta que te habías marcado. En este sentido conviene hacer un plan de negocio objetivo y real, ya que, si no lo cumples, la confianza de tu inversor o comprador se verá afectada. Si has ido cumpliendo los objetivos hasta la fecha, será más fácil que el accionista vea con buenos ojos la cifra que le propongas.

3. Startups similares

No es un método muy científico que digamos (recuerda, todos estos criterios son subjetivos), pero es uno de los más frecuentes a día de hoy. ¿Tienes competencia cerca de ti? ¿Tu competencia ha hecho rondas de financiación o ha sido vendida? En ese caso, ¿qué precio le pusieron sus inversores o compradores? Si tenéis una tracción similar, es posible que vuestro precio de salida también sea similar.

4. Valor de mercado

Hay una excepción al punto anterior. Imagínate que en tu sector solo estáis dos ‘players’ interesantes… y tu competencia acaba de hacer una gran ronda o incluso ha sido vendida. En el segundo caso, serás el único que le haga frente, lo cual puede ser tan negativo como positivo. Negativo, porque, si tu competencia ha sido vendida a un grande, será muy difícil que puedas hacerle frente, con lo que tu valoración podría bajar; positivo, porque si tu sector sigue siendo una buena oportunidad para los inversores, es posible que tu startup se convierta en el perfecto objeto de deseo, con lo que tu precio podrá subir exponencialmente. ¿El mejor ejemplo de esto? Sindelantal y La Nevera Roja. Cuando Just Eat compró Sindelantal España por cerca de tres millones de euros, parecía que el grande se quedaría con todo el mercado. Sin embargo, La Nevera Roja supo seguir creciendo, con lo que se convirtió en el candidato ideal de la competencia de Just Eat. Resultado: La Nevera Roja, al ser la única competencia real, subió su valoración y fue vendida por 80 millones de euros.

Y es que, a veces, las valoraciones de mercado pueden escapar a toda lógica: tu startup puede valer lo que dice un Excel… o puede valer simplemente lo que alguien esté dispuesto a pagar por ella. Fin.

Si estás en búsqueda de financiación para tu startup, no olvides comprobar si cumples los requisitos del programa emprendedores.

 

Más en nuestra web