​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 30 May 2019

De 0 a 100: estos son todos los pasos que debes dar si quieres vender tu startup

Si pretendes vender tu startup, coge papel y lápiz: estas son las cosas que debes dejar a punto.

Si tienes una startup, quizá siempre has contemplado su venta como una opción más que posible a corto, medio o largo plazo. Pero si quieres hacerlo no basta con ponerle un cartelito de venta y esperar ofertas. Si quieres tenerla a punto, antes debes hacer todas estas cosas:

1. Mide el momento

Antes de nada párate a pensar. ¿Es este el mejor momento para vender tu compañía? ¿O cabe esperar que en el futuro haya otro mejor? Si no la vendes ahora, ¿tienes dinero suficiente para esperar una mejor oportunidad? A veces la línea entre vender y levantar otra ronda es muy fina, así que asegúrate de que este es el mejor momento para vender la startup que te ha mantenido ocupado en los últimos tiempos.

2. Mide la proyección

Sabes de sobra en qué momento actual está tu compañía, pero ¿y a futuro? Nadie puede ser adivino, pero, ¿cuentas al menos con una mínima proyección de lo que puede pasar con tu proyecto a corto, medio y largo plazo? Tu posible comprador querrá saber el estado en el que estáis actualmente, pero también dónde vais a poder llegar en un plazo de tiempo determinado, así que haz los deberes y, con total honestidad, haz una planificación de dónde estará tu compañía en los próximos años.

3. Habla con todos los candidatos

Seguro que, pensando sobre la venta, ya tienes en tu cabeza al candidato idóneo, pero eso no significa que ese vaya a ser el que se rasque el bolsillo. ¿Cuántas grandes compañías podrían comprar tu empresa? ¿A cuáles podría interesarles y resultarles beneficiosa la operación? No descartes ninguna opción y reúnete con todas o, al menos, hazles saber que la posibilidad de la venta está ahí. Ofrecerte no te dará necesariamente una imagen de pedigüeño, sino que aumentará tus opciones. 

Eso sí, para que todas estas reuniones vayan lo mejor posible es deseable que, durante todo el camino previo, hayas tenido una relación medianamente fluida con todos los posibles compradores. De este modo no te conocerán en frío, sino que habrán ido comprobando la evolución de tu startup a lo largo de los años.

4. Ten las cuentas a punto

Si tu startup aún no es rentable (o si lo es, pero sabes que ese no será el factor que determine la venta), ten tus cuentas perfectamente ordenadas. Porque puede que el CEO de esa gran compañía quiera comprarte por puro impulso, pero antes o después llegará alguien con un perfil mucho más financiero que quiera analizar al máximo la salud económica del proyecto. En este sentido, también tendrás que tener reestructurada tu deuda, tus plazos para saldarla y, especialmente, el tipo de proveedores (y su paciencia) con los que la tienes adquirida.

5. Condiciones con accionistas

Si a lo largo del tiempo has pasado por varias rondas de financiación, tu compañía tendrá ahora un número de accionistas más o menos significativo, y es esencial que todos salgáis satisfechos de la operación. Esto no siempre va a ser posible, así que es muy importante que, antes de hacer la ronda de contactos para vender, tengas muy pactado con tus actuales inversores las preferencias de liquidación antes del exit. Si estas no están claramente delimitadas y vendes por un precio inferior a tu última valoración, es posible que haya problemas.

Del mismo modo, si tu consejo de administración está muy nutrido será esencial que, antes de vender, pactes el mayor o menor margen de actuación y libertad que vas a tener a la hora de negociar en solitario. Si en cada operación tenéis que participar todos, la cosa se complicará inevitablemente.

6. Condiciones con empleados

Seamos sinceros: tú quieres vender tu empresa y descansar durante un tiempo. Pero, ¿qué pasa con tus empleados? ¿Ellos van a seguir dentro? ¿O acabarán despedidos antes o después? Esas condiciones también tendrás que pactarlas con el comprador o incluso con la plantilla (si no es muy grande).

7. Déjate asesorar

A menos que tengas experiencia de sobra vendiendo empresas, déjate asesorar y contrata a un despacho de abogados y auditores antes de ponerte a negociar. Para empezar, ellos quizá sepan ponerle el mejor precio a tu startup, y además te acompañarán durante todo el proceso. Créenos: la comisión que se lleven será barata si saben llevar la venta mejor que nadie.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Ciudades disruptivas

    Esta tendencia analiza la evolución de las ciudades en la próxima década, convirtiéndose en ciudades inteligentes y disruptivas.

  • Ted London
    Ted London

    Director Base de la Píramide Iniciativa en William Davidson Institute