​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 15 Jun 2018

Debemos ralentizar el proceso biológico del envejecimiento

A menos que ataquemos el factor de riesgo que subyace a todas las enfermedades relacionadas con el envejecimiento, el periodo de debilidad y discapacidad de los mayores del futuro será mucho más prolongado.

Extracto de la Publicación de Longevidad de la Fundación Innovación Bankinter:

Aunque el paso del tiempo físico es igual para todos, el tiempo biológico transcurre a un ritmo diferente para cada uno de nosotros. Este ritmo está condicionado principalmente por dos factores: la predisposición genética y los antecedentes familiares, por un lado; y los hábitos que elegimos seguir a lo largo de nuestra vida, por el otro.

Hoy en día, en las sociedades longevas, casi todo el mundo vive más de 65 años, lo suficiente como para que se manifiesten las consecuencias para la salud de la genética y del estilo de vida. Ahora que las enfermedades asociadas al envejecimiento son cada vez más habituales, el mundo moderno se enfrenta a un nuevo dilema: ¿qué ocurrirá si seguimos luchando contra las principales enfermedades letales una por una, igual que hicimos un siglo atrás, cuando plantamos cara a las enfermedades infecciosas?

Existe una visión de la futura longevidad que sugiere que podremos continuar extendiendo la vida de forma incremental indefinidamente, igual que hicimos en el pasado. Pero hay otra visión que afirma que, a menos que ataquemos el factor de riesgo que subyace a todas estas enfermedades, que es el proceso biológico del envejecimiento, el periodo de debilidad y discapacidad de los mayores del futuro será mucho más prolongado.

Esta última hipótesis, aceptada ya por científicos de todo el mundo, ha dado pie a una nueva iniciativa de salud pública: la llamada “iniciativa del dividendo de la longevidad” o “gerociencia”. Se está proporcionando un nuevo empuje a la lucha por ralentizar el envejecimiento, bajo la premisa de que este nuevo paradigma de salud pública será el método de prevención primaria más eficaz desde que, hace más de 70 años, se popularizaron las vacunas y los antibióticos.

Debemos ralentizar el proceso biológico del envejecimiento

Si quieres saber más sobre longevidad, entra en la web de la Fundación Innovación Bankinter.

Artículos relacionados

Más en nuestra web