​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 22 Oct 2018

El debate de las startups: ¿eres una empresa tecnológica o modernizas un sector?

¿Eres una empresa ‘tecnológica’ de verdad? En realidad lo importante es que te vaya bien, pero no es mal debate.

El debate lo abría hace poco el emprendedor Eduardo Manchón, fundador en su momento de Panoramio, la primera startup española comprada por Google, y actual CEO de Mailtrack. 

En su Twitter, Manchón hilaba una serie de publicaciones en las que aseguraba que hay una serie de empresas que pueden ser verdaderamente útiles para sus usuarios e incluso para sus inversores, pero que no son tecnológicas. Establecía una diferencia entre las empresas que –en su opinión– son puramente tecnológicas, ya que su servicio primordial es tecnológico, y las que, sin embargo, han partido de un sector tradicional para digitalizarlo o modernizarlo.

El debate está servido: ¿es Uber una empresa tecnológica? ¿O su modelo ‘solo’ ha digitalizado el sector del taxi y los transportes con chófer? ¿Qué es lo esencial en empresas como Cabify o Glovo, su tecnología o el servicio que prestan sus conductores y repartidores?

El debate, aunque quizá sea un poco técnico, es interesante. Por eso, si vas a montar una startup, ten en cuenta por qué modelo optas, ya que cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

A. Tecnología ‘pura y dura’

Estás en este caso cuando lo que tu empresa vende u ofrece es un producto o servicio puramente tecnológico: dicho de manera simplificada, un software, un algoritmo o algún tipo de desarrollo informático o científico. De este modo, además, se lo estarás poniendo más difícil a tus posibles competidores.

¿Cuál es la ventaja de este modelo? Que si tu tecnología funciona, tu startup será mucho más escalable, con lo que resultará mucho más interesante de cara a los usuarios, clientes, inversores o posibles compradores. ¿Y la desventaja? Que si otra startup consigue desarrollar esa misma tecnología, tendrás que diferenciarte por tu ejecución empresarial, y el gap puramente tecnológico habrá disminuido.

B. Modernización de un sector

Imaginemos que has entrado en un sector que ya existía y has decidido pegarle un revolcón, por ejemplo, dándole una capa de digitalización y poniéndoselo más fácil al usuario. En ese caso no estarás vendiendo tecnología; lo que estarás vendiendo es un servicio y una experiencia de usuario mejorados gracias a la tecnología. Parece lo mismo, pero no lo es.

¿Cuál es la ventaja de esto? Que si lo haces bien, tus usuarios y clientes estarán más que agradecidos, aparte del favor que harás en favor del propio branding de tu startup. ¿Y la desventaja? Que, como tu servicio depende en gran parte de tu ‘know how’, igual no es tan escalable como te gustaría. Además, dependerás de los otros elementos de tu cadena (conductores, repartidores, compradores, usuarios, clientes, proveedores) para seguir siendo competitivo en tu sector.

Más en nuestra web