​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 27 Feb 2019

El empleo femenino en el sector del videojuego representa solo el 16,5%

Los porcentajes de empleo femenino en el sector tecnológico están muy vinculados a las cifras de educación.

Los datos han vuelto a ser tozudos en lo que se refiere al empleo femenino en el sector del videojuego en España. Si en 2017 representaba tan solo el 17% de la industria, el año pasado la cifra caía hasta el 16,5%, según los datos publicados por el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos. Esta brecha de género en una de las industrias más avanzadas en España se repite, como se ha puesto de relieve en otros informes, en el resto de ámbitos de la llamada economía digital. 

El hecho de que el número de mujeres con ocupación en el sector del videojuego no llegue siquiera al 20% debería hacernos reflexionar sobre qué se está haciendo mal en este país para que el colectivo femenino no pueda desarrollar sus capacidades en el entorno digital. Sin embargo, estos datos que rodean al sector del videojuego no afectan solo a nuestro país, algunos de los países que están por encima de España en facturación tampoco superan el 20% de presencia de mujeres en este ámbito: en Francia se queda en el 14%, el 18% en Finlandia y el 20% en Suecia.

Estos pobres porcentajes están muy vinculados a las cifras de educación. Y es que, aunque en el informe de este año, no se han publicado los datos relativos a las matriculaciones en el último curso, en 2017 las matriculaciones universitarias en informática revelaban una gran diferencia entre sexos: mientras que los hombres representaban 39.965, las mujeres se quedaban tan solo en 5.463. 

Como hemos indicado en líneas más arriba, esta realidad sobre la brecha de género es prácticamente la misma en el resto de sectores de la economía digital, donde la mujer solo representa un 3 por ciento.