​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 26 Jul 2019

El futuro del transporte es el teléfono móvil y la conducción autónoma

"Es la mejor definición que tengo para los coches autónomos: es como llamar un taxi cuyo conductor es un ordenador"

Raul Rojas, profesor de inteligencia artificial en la Universidad de Berlín, participó en la pasada reunión del Future Trends Forum sobre Inteligencia Artificial con una conferencia sobre coches autónomos.

El Future Trends Forum (FTF) es el think tank de la Fundación Innovación Bankinter que detecta tendencias de innovación y analiza su impacto en la sociedad y en los negocios.

Raúl Rojas, experto en robótica móvil, coches autónomos e inteligencia artificial, explica como su proyecto encaja dentro del desarrollo general de la inteligencia artificial:

 

Como explica Raúl, existen cuatro megatendencias en el sector automotriz:

  1. La electrificación o la tendencia hacia los coches eléctricos
  2. La comunicación o conectividad entre los coches
  3. La conducción autónoma
  4. Otros tipos de paradigmas de movilidad como el carsharing.

Cuando Raúl comenzó a trabajar en el área de los vehículos autónomos, en Stanford en 2006, existían dos grupos; el de Sebastian Thrun centrado en seguridad y el de Raúl Rojas, centrado en el carsharing. Para Raúl, el futuro del transporte es el teléfono móvil. “No necesitas tener un coche de tu propiedad, ni lavarlo ni aparcarlo en el garaje, sino que llamas a un taxi. Es la mejor definición que tengo para los coches autónomos: es como llamar un taxi cuyo conductor es un ordenador”.

Tras varias simulaciones, las estadísticas indican nos podríamos ahorrar alrededor del 90% de los coches en la red de transporte mediante carsharing.

“No muchos conocen esta idea de que el ordenador es el copiloto, siempre creen que son muy buenos conductores y nunca tienen accidentes, pero eso es porque el ordenador les ayuda”. La gente no es consciente de que ya cuenta con un copiloto en el coche que es el ordenador, y que va a seguir desarrollándose, cuenta Raúl.

“AutoNOMO” es uno de los coches que han desarrollado en el proyecto AutoNOMOS Labs, con el que hicieron un viaje de 2.400 km de Arizona a Ciudad de México, cruzando cinco ciudades. Tuvieron que obtener todos los mapas por las diferentes características entre ciudades. Contaron con gran cantidad de sensores, nueve cámaras de video, ocho radares, seis escáneres láser que les proporcionó información para poder realizar el viaje. En el futuro, la información que recogen los sensores se verá suplementada por las telecomunicaciones entre vehículos, que en algún momento serán obligatorias para los coches nuevos, afirma Raúl. Porque, aunque el coche pueda controlar el entorno perfectamente, hay que tener en cuenta el comportamiento del resto de conductores, teniendo, a veces, que prescindir de las reglas válidas.

¿Qué nos depara el futuro de la conducción autónoma?

En el 2020, la mayoría de las grandes empresas automotrices van a introducir en el mercado lo que llaman “conducción automática de muy alto nivel”, que permitirá conducir por la autopista de manera autónoma e incluso adelantar. “Todavía nos faltan algunas piezas para que podamos aplicarlo en la ciudad también”, recuerda Raúl.

Para que sea posible, hay varias empresas que están mapeando el mundo en 3D que ofrecen información sobre las calles. Pero también necesitamos mejores sensores y más asequibles. Además, hace falta que los coches se comuniquen entre sí como una mejor predicción de comportamientos.

Cuando la conducción automática de alto nivel este implementada, necesitaremos millones de kilómetros de experiencia como base para una autonomía completa en algunas zonas de las grandes ciudades.

Finalmente, este cambio tecnológico afectará al empleo del sector automotriz, así como al empleo de los conductores. “Tenemos que encontrar una solución en la que podamos eliminar los coches de las ciudades y a la vez preservar los empleos”, concluye Raúl.

Si quieres saber más sobre el impacto que tendrá la inteligencia artificial en los próximos años, haz click aquí.

  • Keywords:

  • ia