​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

El uso de tecnología para el estudio de las neuronas, sus conexiones y cómo se agrupan entre ellas está permitiendo descubrir cómo funciona realmente la extraordinaria complejidad del cerebro humano.

Con motivo del lanzamiento del informe "Neurociencia: más allá del cerebro", desde la Fundación Innovación Bankinter hemos organizado un ciclo de conferencias online para conocer, de la mano de los expertos que han participado en su elaboración, las principales áreas de trabajo de la neurociencia y cómo esta ciencia puede ayudarnos a conocernos mejor, mejorar nuestras capacidades o curar nuestras enfermedades.

En el segundo webinar, “Descubrimiento del cerebro”, celebrado el 12 de mayo, contamos con los expertos del Future Trends Forum, Rodrigo Quian, Director del Centro de Sistemas de Neurociencia de la Universidad de Leicester, y Alex Fornito, Director del Instituto Turner para el Cerebro y la Salud Mental de Australia, para descubrir el papel de las neuronas para el conocimiento del cerebro y cómo las conexiones neurales tienen impacto en el pensamiento, la inteligencia y el comportamiento humano.

 

Rodrigo Quian nos explicó cómo la tecnología le ha permitido descubrir los impulsos neuronales que se activan en determinadas neuronas para cada concepto, es decir, cómo el cerebro es capaz de crear y recordar conceptos mediante la agrupación de una serie de neuronas que se disparan unidas cada vez que queremos crear un nuevo concepto o recordar uno almacenado. A este hallazgo se le denomina neuronas de concepto y ha tenido una gran repercusión mundial desde la publicación en Nature del descubrimiento de la neurona Jennifer Aniston en el artículo “Invariant visual representation by single neurons in the human brain”.

Rodrigo nos señala que estas neuronas de concepto sólo se dan en la especie humana y que son las que nos brindan la capacidad de razonar y tener pensamiento abstracto. Esto es posible gracias al lenguaje y a nuestra memoria, capaz de recordar esencias y conceptos y de olvidar detalles no importantes.

 

Por su parte, la especialidad de Alex Fornito es modelar y crear mapas de la actividad cerebral mediante el denominado conectoma humano, desarrollando nuevas técnicas de diagnóstico por imágenes para crear mapas de la conectividad cerebral. Estos métodos se aplican para entender las funciones cerebrales y en particular, para ver qué ocurre ante determinadas enfermedades: cuáles son los factores clave que conducen a la enfermedad mental y cuáles serían los biomarcadores para detectar distintas enfermedades como la depresión, el TDAH o la esquizofrenia.

Nos explica Alex que la topología cerebral, aún siendo de enorme complejidad, se rige por los principios ya vislumbrados por el Nobel Santiago Ramón y Cajal; la comunicación neuronal se basa en el equilibrio entre:

  • el tiempo que se tarda en la comunicación entre neuronas,
  • el espacio ocupado por el conjunto y
  • la energía que se consume.

Es lo que Alex denomina “Economía de Red”: el cerebro funciona minimizando el gasto metabólico, y logrando el mejor rendimiento de la forma más rápida y eficaz posible. La topología cerebral que propone nuestro experto, así como su funcionamiento, está recogida en su libro “Fundamentals of Brain Network Analysis”.

Las últimas investigaciones de Fornito apuntan a que tanto la inteligencia como la esquizofrenia, tienen una importante componente genética.

Puedes descargar el informe completo "Neurociencia: más allá del cerebro", y acceder a los vídeos de los expertos que participaron en el Future Trends Forum haciendo click aquí.

Más en nuestra web