Con la pandemia, el teletrabajo se ha instaurado en la sociedad como una opción más, y surge la pregunta, ¿desde dónde mejor?

La pandemia ha provocado que el teletrabajo fuese una obligación para aquellos profesionales que podían desempeñar sus funciones en remoto. Tras la relajación del confinamiento, y con la pandemia aún sin vencer, sigue siendo una opción por la que apuestan muchas empresas y profesionales.  

Si bien el teletrabajo convivirá con el trabajo presencial, hay sectores y perfiles profesionales/personales que pueden teletrabajar un alto porcentaje del tiempo: por ejemplo, Microsoft, Amazon, Google o Facebook tienen a gran parte de la plantilla teletrabajando y prevén que así seguirá siendo durante gran parte de 2021.

Algunos datos interesantes sobre esta tendencia:

Para los profesionales, si ya no es una obligación acudir a sus centros de trabajo, se abre la posibilidad de cambiar su lugar de residencia, de manera transitoria o definitiva. Movidos por su deseo de volver a su lugar de origen, por salir de una gran ciudad, por disfrutar de un clima más benigno, en definitiva, por ganar calidad de vida, son muchos los que se plantean teletrabajar lejos de su habitual lugar de residencia.

Con este panorama, son muchas las ciudades y algunos los países que empiezan a lanzar acciones y destinar incentivos para atraer a este tipo de profesionales.

En España, existen intenciones de promover al país como destino de teletrabajadores, aunque aún no se ha articulado ningún programa, como sí ha hecho Grecia, que está preparando una nueva ley que permita exenciones fiscales para teletrabajadores que se asienten en el país.

Sí existen iniciativas en marcha en regiones y ciudades españolas. Algunas de las más destacadas son:

  • Málaga, con su iniciativa Málaga WorkBay, que pretende no sólo atraer a teletrabajadores sino también a emprendedores, empresas e inversores, ayudarles a implantar su negocio y apoyar al desarrollo económico internacional de la ciudad.

  • Islas Canarias: Como Comunidad Autónoma, ha lanzado una serie de campañas promocionales que están teniendo un éxito considerable. Entre ellas, desde 2016 son la sede de Nomad City, un congreso anual en el que se aboga por convertir a las islas en un paraíso para el teletrabajo. Recientemente, ha conseguido que miembros de WiFi Tribe se hayan convertido en embajadores de las Islas Canarias para la comunidad mundial de trabajadores remotos. Con este tipo de acciones han conseguido que las dos capitales de provincia canarias hayan sido incluidas entre los 10 mejores destinos del mundo para el trabajo remoto en nomadlist.com, el sitio web líder a nivel internacional para trabajadores remotos.

  • Benidorm: La nueva apuesta turística de la ciudad es posicionarse “como lugar ideal y destino seguro para nómadas digitales poniendo a su disposición las posibilidades y servicios de la ciudad.”, según su alcalde, Antonio Pérez. Benidorm es una de las ciudades más afectadas por las restricciones de la pandemia y necesita reinventarse para recuperar su pulso económico y social. Está promocionándose como destino de teletrabajo a través de la iniciativa Visit Benidorm.

  • No tanto un destino concreto, sino una propuesta de cambio de vida, de “vuelta al pueblo”, es lo que propone la compañía Hiberus, que ha puesto en marcha una iniciativa pionera en España mediante la cual la firma irá abriendo sedes en pequeñas ciudades para que los perfiles tecnológicos puedan volver a sus ciudades natales o, simplemente, ganar en calidad de vida.

 

Este tipo de destinos ya está recibiendo un nombre: "poblaciones Zoom" (“Zoom towns”); lugares que están en auge a medida que despega el trabajo en remoto y que pueden reactivar y diversificar su economía.

Una tendencia muy interesante a la que esperamos que España, como destino turístico más competitivo del mundo, se sume en breve con una iniciativa de país.

Más en nuestra web