Las tecnologías cobran cada vez más importancia en todos los aspectos de la vida. Sin duda, esto supone un reto para las startups, que deben ser capaces de escoger las más útiles para desarrollar sus tareas.

La vertiginosidad en la que se ha instalado el mundo empresarial, hace que la eficiencia y la productividad no solo sean, probablemente, los dos factores más importantes. Con el objetivo de potenciarlo, son muchas las herramientas tecnológicas que se han desarrollado en los últimos tiempos, por lo que saber ser capaz de aprovecharlas en beneficio propio es fundamental. El problema, sin embargo, es que para las nuevas empresas y las empresas jóvenes, asegurar la tecnología relevante presenta sus propios desafíos. Ya sea como consecuencia de un presupuesto ajustado o a la falta de conocimientos técnicos, es probable que la falta de inversión en la tecnología empresarial necesaria limite el crecimiento potencial de una startup.

Por eso, en este artículo, queremos ofrecer algunas pautas que puedan ayudar a las empresas que están comenzando su andadura a invertir para aprovechar al máximo estas tecnologías.

Evaluar las necesidades de la empresa

Es muy probable que ante la gran cantidad de opciones tecnológicas existentes, cualquiera pueda verse abrumado. De hecho, hay estudios que confirman este extremo, como esta investigación de Brother International que concluyó que esto le ocurre al 63% de los propietarios de startup y pequeñas empresas. Sin embargo, sentirse abrumado no tiene por qué obstaculizar el potencial de crecimiento de una empresa, para lo cual es importante centrarse en la tecnología que beneficiará a la empresa, lo que ayudará a limitar las opciones.

Por tanto, el primer paso es lógico para invertir en las tecnologías que se necesitan es lógico: determinar qué le falta a la startup. Esto se puede hacer primero haciendo una evaluación de lo que las empresas competidoras ya utilizan. También preguntándose hasta qué punto la tecnología con la que se cuenta sirve a las necesidades específicas del negocio.

Una vez hecho lo anterior, se puede realizar una evaluación más general de la productividad y la eficiencia. Para ello, se pueden realizar algunas acciones:

-       Evaluar las horas laborales para conocer qué actividades consumen la mayor parte de su tiempo.

-       Consultar el plan de negocios para considerar el crecimiento previsto y luego buscar tecnologías escalables que seguirán siendo útiles en el futuro.

-       Investigar qué tecnología utilizan los competidores.

-       Estudiar predicciones de mercado basadas en la industria para garantizar que la tecnología continúe siendo relevante,

-       Realizar una evaluación de las finanzas de la empresa para descubrir dónde se gana y se pierde el dinero.

Tecnología de las comunicaciones

Cuando una startup debe enfrentarse a problemas con sus sistemas de comunicación, se abre un amplio abanico de posibilidades que le pueden ser de utilidad. En el caso de las comunicaciones internas, las soluciones basadas en la nube, como los proveedores de PBX  alojados en la nube, así como los modelos de software como servicio (SaaS), pueden ser excelentes soluciones. Los sistemas de computación en la nube son particularmente beneficiosos para una startup, ya que son de bajo costo y ofrecen un gran nivel de flexibilidad y potencial de escalamiento.

Para las empresas emergentes que experimentan problemas con las comunicaciones con los clientes, los sistemas de gestión de relaciones con los clientes, más conocidos como CRM, son una de las mejores alternativas. Estos sistemas basados ​​en la nube actúan como una base de datos para almacenar información de clientes o clientes potenciales, ofreciendo información que beneficia a las ventas y las relaciones con los ellos.

Administración y Contabilidad

Si los retos que se quieren abordar son de naturaleza administrativa o contable, también existen herramientas muy interesantes. Sin duda, la gestión financiera del siglo XXI está estrechamente ligada a las herramientas digitales. Y lo cierto es que existen muchas soluciones tecnológicas dirigidas a estos ámbitos, aunque estos departamentos no destacan por ser los más innovadores en muchas empresas.

Algunas de ellas, como Anfix, son útiles para las tareas de facturación; otras, como Big Tracker, ayudan a gestionar préstamos, jerarquizar pagos según su importancia o caducidad y recibir notas de liquidaciones, desembolsos o retribuciones. Moneywise, por ejemplo, es una de las que ayudan a controlar los gastos diarios de una empresa.

Aumente la productividad con la automatización

Las soluciones de automatización como ERP, robótica, inteligencia artificial e loT brindan una variedad de soluciones: producción de transmisión, transferencia y adquisición de datos, transacciones, soporte al cliente, empaque y administración de envíos. Cada una de ellas puede ofrecer una serie de ventajas, dirigidas a aumentar la productividad y liberar tiempo de los empleados en un formato escalable.

En este sentido, podemos citar algunos ejemplos interesantes. Algunos, como Productivity Owl, ayudan a controlar la actividad de los grupos de trabajo, a fin de evitar las distracciones; o las que, como es el caso de  sana, mejoran la experiencia de trabajar en remoto con un equipo o en proyectos con otros profesionales.

Como vemos, las posibilidades son inmensas y casi infinitas. Por eso, es importante centrar bien qué es lo que se necesita para definir cuáles de ellas serán más provechosas, lo cual no siempre es sencillo. Sin embargo, una vez que se ha realizado una evaluación precisa, junto con la investigación de mercado, es probable que ofrezca un alto ROI y aumente su ventaja competitiva

Artículos relacionados