Emprendedores 04 Ene 2021

Cómo nombrar una empresa: pasos para elegir el nombre comercial correcto

La creación de nombres comerciales es algo más complicado e importante de lo que, a priori, podemos creer. Dar los pasos adecuados, es la mejor forma de garantizar que estamos listos para presentarlo en sociedad.

El nombre de la empresa que vamos a lanzar es muy importante ya que es la carta de presentación ante el mundo. Por eso, es clave elegir el mejor nombre posible. Y, obviamente, aunque pueda parecer lo contrario, no es nada fácil. Hacerlo bien es fruto de una buena combinación de pasos creativos y de procedimiento. Es en la intersección de estas dos cualidades donde se pueden encontrar buenos nombres comerciales eficaces.

El primer paso: piensa en posibles nombres comerciales

El primer paso que debemos dar es explorar los posibles nombres. Para ello, un método muy sencillo, atractivo y popular es la lluvia de ideas. De todos los que vayamos dejando caer tomaremos buena nota. Ten en cuenta que, a pesar de todo, el brainstorming tiene algunas dificultades para que sea efectivo, por lo que existen estrategias y recursos que pueden hacer que nos resulte más provechoso.

Una de ellas es hacer un volcado de palabras. Para ello, debe asignarse una cantidad determinada de tiempo y anotar todo lo que se nos ocurra relacionado con el negocio. No tengas miedo a incluir cualesquiera aspectos, por muy básicos que nos parezcan, pero también los sentimientos que queremos evocar y las acciones que esperamos que realicen nuestros potenciales. Al poner un límite de tiempo en el volcado de palabras, obtendremos una gran cantidad de posibilidades e ideas fundamentales, pero marcando un límite temporal que evitará que dediquemos un tiempo excesivo.

Otra posibilidad, muy útil después de haber realizado el volcado de palabras, es consultar un diccionario de sinónimos para obtener más ideas, pero sin perder la esencia. De esta forma, una vez elijamos las que nos parecen más interesantes,podremos encontrar otras palabras y frases que tengan significados similares, que, a pesar de todo, tengan un mejor sonido o resulten más llamativas. Eso sí, es recomendable al igual que con un volcado de palabras, no debe permitirse profundizar evitar términos o expresiones que resulten excesivamente diferentes a la palabra original o que sea muy poco común o conocido.

Para acabar con este primer paso de la tormenta de ideas, una idea que podemos considerar es la de utilizar un generador de nombres comerciales. De ellos existen muchos en la red, y gratuitos. Con esta herramienta, por lo general, basta con ingresar la palabra que queremos que aparezca en nuestro nombre comercial. Otros son más complejos, y pueden solicitarnos que escribamos un pequeño briefing o respondamos unas preguntas para conocer mejor el producto o la empresa. Algunos de los más conocidos son el Generador de nombres comerciales de Shopify, Oberlo o Anadea, entre muchos otros.

Que tu nombre comercial sea único

Con todos los nombres comerciales creados durante la lluvia de ideas, el siguiente paso consiste en reducir la lista de nombres potenciales. Decidirse por el nombre de una empresa requiere tiempo y escrutinio, así que es probable que a ello hayamos de dedicar un tiempo algo más extenso, si queremos lograr uno de los principales objetivos: un nombre original. Esto puede parecer obvio, pero existen muchos escollos y malas prácticas que los emprendedores siguen cuando intentan crear algo original. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para que no sea tu caso.

El primero de ellos es que la originalidad no debe estar reñida con la sencillez. Los nombres comerciales potenciales pueden ser inteligentes, intelectuales o modernos, pero si por su escritura o fonética son difíciles de pronunciar o recordar, es muy probable que hayamos tomado una decisión equivocada. Los nombres comerciales difíciles de escribir pueden hacer que los clientes potenciales se pierdan al tratar de encontrar nuestra startup o nuestros productos en línea. También puede dificultar el boca a boca, que a veces puede ser mucho más útil. Hacerlo mal nos obligará a perder tiempo y dinero corrigiendo constantemente una versión mal escrita de su nombre. Y estos dos, tiempo y dinero, es, probablemente, lo que menos queramos perder.¿Cuánto dinero necesita tu empresa?

Además, también debe sonar bien. Este es un consejo tan simple que a menudo se pasa por alto por completo. Los nombres comerciales escritos como texto pueden parecer totalmente interesantes, pero pueden sonar incómodos o se pronuncian mal fácilmente cuando se dicen en voz alta. Algo tan sencillo como repasar todos los nombres comerciales propuestos en voz alta para eliminar los nombres que suenan mal, nos ayudará a tomar una decisión.

Otro factor importante es el enfoque. Los nombres comerciales potenciales deben tener un enfoque, pero tampoco es necesario elegir un nombre que sea demasiado específico. Los nombres comerciales que son demasiado limitados o específicos pueden limitar el negocio y evitar que crezca y se diversifique en el futuro.

¿Existen empresas con nombres o marcas similares?

Una vez que hayamos delimitado las posibilidades, debemos verificar la disponibilidad. Pasar por todo el proceso de nomenclatura solo para descubrir al registrar la empresa que se toma su nombre es una experiencia frustrante.Para evitarlo, podemos tomar algunas precauciones.

La primera, y más obvia, es realizar una búsqueda en la web de los nombres comerciales propuestos. Muy a menudo, podremos encontrarnos otra empresa que ya esté utilizando el nombre comercial propuesto. Esto no debería detenernos en seco, pero sí debemos reflexionar sobre los pros y los contras que puede generar esta situación. Hay que tener en cuenta, además, que en muchos casos existen esos nombres, pero con errores ortográficos deliberados de palabras, a menudo con letras eliminadas o sustituidas.

También es interesante, o, incluso, necesario, investigar en losmorganismos oficiales que se encargan del registro de marcas. Por ejemplo, la Oficina Española de Patetes y Marcas ( OEPM) o la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea ( EUIPO) cuentan con sistemas de búsquedas para saber si una marca está registrada.

Siguiendo estos sencillos pasos, sin duda, escoger el nombre adecuado será mucho más sencillo. Y ello influirá en nuestras posibilidades de éxito.