​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 01 Oct 2018

Cuatro complejos que las startups españolas han superado en estos años

No ha sido fácil, pero estas metas, que hace cinco años parecían inalcanzables, ahora son posibles

Desde que el discurso emprendedor se pusiera de moda (sí, digámoslo sin complejos, se puso de moda), las startups españolas han ido sufriendo varias evoluciones. Al principio, pese al auge del emprendimiento tecnológico, el sector en España aún era pequeño y quizá poco consolidado, pero con el paso del tiempo ha ido creciendo de manera muy significativa.

Y en todo este tiempo, lo cierto es que las startups de nuestro país han ido superando varios retos que hace años parecían imposibles. Son algunos de los siguientes:

1. Salir fuera

Hace cinco o diez años, cuando un español montaba una startup sabía que sus límites estaban, por lo general, en nuestro propio ámbito geográfico: con suerte la cosa te iba bien en España… y parabas de contar, aquello ya era un éxito. Ahora, sin embargo, las startups españolas no solo se atreven a expandirse a otros países, sino que, de hecho, muchas de ellas ya nacen siendo internacionales.

2. Dinero extranjero

Hasta hace bien poco, las startups españolas que buscaban financiación de inversores tenían que  acudir a los business angels o fondos españoles, los extranjeros parecían inalcanzables. Pero ahora, con muchas startups operando a nivel global, el capital extranjero ya ha entrado en España y compite de tú a tú con otros fondos tradicionalmente inversores.

3. Tratar con grandes empresas

Hay una frase recurrente en este sector: “Las empresas grandes son mucho más lentas que las startups, así que las necesitan, pero no trabajan con ellas”. Y tampoco vamos a mentir: esto en muchas ocasiones sigue pasando, aún queda mucho camino por recorrer, pero poco a poco se va avanzando. A día de hoy ya son varias las grandes empresas españolas que invierten en startups, las compran o las contratan como proveedoras.

4. No vender a la primera

Cuando montas una startup, si todo te sale bien llegará un momento en que una empresa mayor quiera comprarte. Y ante eso, cómo negarse, ¿verdad? Pues lo cierto es que actualmente muchas startups españolas están rechazando ofertas de compra, ya sea porque creen que pueden tener mejores ofertas o porque consideran que aún tienen camino que recorrer antes de una posible venta.

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Salud Digital

    Esta tendencia analiza cómo la revolución digital ha llegado a la salud. Esta reunión analizó esta nueva revolución para desarrollar un nuevo mapa de la salud digital, con sus barreras y beneficios así como la identificación e los agentes involucrados (pacientes, profesionales de la salud, servicio públicos) en la aceleración de la salud digital.

  • Rafael Bernabeu Pérez
    Rafael Bernabeu Pérez

    Director en Instituto Bernanbeu