​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 13 Jun 2018

El auge de las startups de ciberseguridad: por qué no es una moda pasajera

Es una de las últimas sensaciones...y créenos, esto va para largo.

No hay día en que no nos pongamos a adivinar las nuevas tendencias que marcarán cualquier sector. Pero claro, están el fintech, la ciberseguridad, el blockchain, la inteligencia artificial, los bots… ¿cómo sabemos cuáles van a triunfar y cuáles se quedarán por el camino y se llevarán consigo a las startups que fueron por ese sendero?

De entre todas las tendencias actuales, vamos a recomendarte una: la ciberseguridad. Y si crees que es una simple moda, aquí te damos cuatro razones por las que estamos convencidos de que a la ciberseguridad le queda cuerda para rato.

1. Ciberseguridad, un sector en aumento

Según un informe de Juniper Research, los ciberataques robaron 146.300 millones de euros en 2017 en todo el mundo, y se estima que, para 2022, el gasto en soluciones de ciberseguridad alcance los 134.000 millones de dólares al año. Como ves, el sector no solo aumenta en volumen de negocio, sino también en necesidades y preocupación por parte de las empresas. Porque los ciberataques no hacen más que crecer, así que el mercado cada vez va a ser más voluminoso. Así lo aseguraban los expertos del Future Trends Forum en su informe de ciberseguridad.

2. Las grandes empresas, interesadas en ciberseguridad

Para que una tendencia se consolide necesita dos elementos esenciales: primero, que sea una actividad incipiente; y segundo, que no haya enormes empresas que lleven décadas dedicándose a esto. El sector de la ciberseguridad cuenta con compañías multinacionales y potentes, pero siguen siendo demasiado pocas. Además, las grandes consultoras de negocio no han empezado a incluir la ciberseguridad entre sus negocios hasta hace bien poco. Por tanto, siempre van a estar dispuestas a hacer pactos con startups o incluso a comprarlas.

3. Las grandes empresas son lentas

No pasa una semana sin que descubramos un nuevo riesgo de ciberseguridad o una nueva brecha. Todos sabemos que las grandes compañías no son precisamente ágiles a la hora de trabajar, así que la velocidad de las startups será clave en este sector.

4. Métodos… distintos

Tanto las grandes empresas como las empresas de ciberseguridad se ven sometidas a una serie de prácticas que podríamos denominar tradicionales, algo que no ocurre en las startups. Te vamos a poner un ejemplo: ¿sabes lo que es el contraespionaje? ¿Sabes que en España hay startups como Countercraft que, en vez de actuar cuando se ha producido un ciberataque, lo que hacen es ‘provocar’ a su atacante dejándole pistas falsas… para cazarlo? ¿Crees que una empresa tradicional recurre a estos métodos? Evidentemente, no. Y ahora, piénsalo: ¿qué método te parece mejor: actuar cuando hay un ciberataque… o preverlo y evitarlo mucho antes de que ocurra? Pues eso.

Más en nuestra web