Te ofrecemos 9 ideas sobre el sector startup español

El ecosistema emprendedor se reunió ayer en ClubHouse en un fructífero debate sobre la situación del sector startup en España, en el que participaron Javier Megías, de Fundación Innovación Bankinter, Manuel Matés, de Big Sur Ventures, y Jaime Novoa y Pablo Ventura, de K Fund, junto con otros actores del universo startup español.

Te contamos 9 ideas que se pusieron sobre la mesa:

  1. La buena noticia de 2020 es que España volvió a superar los 1.000 millones de euros en inversión en startups, según el informe Tendencias de inversión 2020 del Observatorio de Startups, un buen indicador de madurez del ecosistema, aunque aún no crecemos al ritmo de Francia o Alemania.
  2. En cuanto a la aparición de nuevas compañías, la tendencia sigue siendo positiva pese al impacto de la pandemia.  Ha habido un crecimiento en el número de rondas semilla que auguran unos próximos 2-3 años muy interesantes, pero también ha sido llamativo que las series A y B están cogiendo peso y eso nos debería llevar a rondas más maduras. Las valoraciones no parecen haber sido muy afectadas por la crisis sanitaria 
  3. El ecosistema emprendedor español todavía no tiene una especialización o característica cara, pero cuenta con startups muy eficientes (consecuencia del contexto previo de inversión), lo que ayuda a que estas compañías sean muy atractivas para inversores en Series B o posteriores, donde resulta clave el control de los unit economics. 
  4. En los últimos años se ha incrementado sustancialmente la madurez de la industria del venture capital español, que está empezando a demostrar buenos retornos, pero aún sigue estando un paso por detrás en escala respecto a fondos internacionales, lo que afecta a su habilidad para competir y liderar las grandes operaciones.
  5. Aunque Barcelona y Madrid sin duda siguen liderando la actividad en España, se ha percibido un incremento importante en Valencia y País Vasco, y se ve potencial en Galicia y Málaga. 
  6. Debido a la pandemia, se han cerrado operaciones sin que los inversores conocieran físicamente a los founder, algo que antes era impensable y que ha favorecido a la inversión fuera de Barcelona y Madrid.
  7. El compromiso a largo plazo de los fundadores de startups con éxito es fundamental para impulsar el tejido emprendedor, ya que son la chispa de un círculo virtuoso que retroalimenta el ecosistema, y devuelve capital, conocimientos y experiencia.
  8. Hay más apetito de fondos internacionales, que entran en rondas más pequeñas, Con un importante incremento de inversión y visibilidad tanto en Europa como en USA. Los fondos españoles deben competir no solo a nivel financiero sino también en la aportación de valor a las startups buscando aquello que los hace diferentes, ya que se ha incrementado la competencia para participar en rondas.
  9. Hay dinero en el mercado, con más de 1.300M€ en fondos lanzados o puestos en marcha durante 2020 hay mejores deals que nunca. Sin embargo, todavía falta un mercado más líquido de secundario, algo que no sólo ayudaría a generar liquidez en los inversores de fases previas, sino que animaría a los fundadores, con sus necesidades base cubiertas, a acometer proyectos más ambiciosos. El empuje de los inversores internacionales podría impulsar un cambio en este sentido.

 

Puedes consultar la evolución del ecosistema emprendedor en España en directo en nuestro Observatorio de Startups y descargarte el informe de Tendencias de inversión 2020 de la Fundación Innovación Bankinter. 

 

 

Artículos relacionados

Más en nuestra web