​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 24 Feb 2020

Estas son las claves para que tu startup esté a la última en este 2020

La innovación es, probablemente, el elemento más característico de las startups. De hecho, reconocer a tiempo las tendencias puede ser la delgada línea que separa el éxito del fracaso.

La competitividad es cada vez más dura en el mundo de los negocios, y especialmente en el ámbito de los emprendedores y las statups. Un elemento clave para llegar a la cima (y mantenerse) es estar al tanto de los avances, en un constante proceso de actualización. Aquí presentamos algunas de las principales tendencias que se espera que impulsen el crecimiento empresarial en 2020:

1. La apuesta por servicios especializados

Un dilema constante en el ámbito de las startups es el de si ofrecer unos servicios generales o, en cambio, reducir el campo para especializarse en aquello que pueden ser más competitivos. En este sentido, hay expertos que apuntan a que la segunda de esta posturas es la que va a dominar en los próximos años, como es el caso de Brad Keywell, CEO de Uptake y galardonado con la distinción de Emprendedor mundial del año de 2019. "Las grandes empresas como Amazon son excelentes para ofrecer valor a través de la tecnología al público del mercado masivo", explicó Keywell. "Son los nichos en los que no se ocupan lo que ofrece una oportunidad real a los empresarios, que pueden ser flexibles y moverse rápidamente", sentenció.

2. El impacto social toma protagonismo

En los últimos años, ha aumentado la concienciación sobre los grandes desafíos a los que la humanidad debe hacer frente, desde el cambio climático a las desigualdades sociales o la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. En este contexto, existe un campo de actuación para nuevas startups enfocadas a hacer frente a estos retos. Tanto es así que, según el informe bienal de la Alianza Global de Inversión Sostenible, las inversiones en esta línea se han incrementado un 34 por ciento, hasta alcanzar los 30,7 billones de dólares en los últimos dos años. Campos como el procesamiento de datos, la conectividad, la robótica y las soluciones de IoT son algunas de las tecnologías en desarrollo que pueden ser factores clave para impulsar un cambio social real y en los que las startups tienen mucho que decir.

3. El valor de la cultura organizacional         

Tener una buena idea, atraer talento y realizar un correcto desarrollo son importantes. Pero lo que hace que todos los elementos encajen y para que funcionen de forma fluida es la existencia de una cultura organizacional adecuada. Este factor condiciona sobremanera elementos clave para alcanzar el éxito, como la creación de equipos diversos, sacar lo mejor de los empleados y fomentar que el talento se quede. Para potenciar esta cultura, es importante trabajar en cuestiones como un entorno de trabajo flexible, mucha autonomía y una compensación basada en el rendimiento, como la participación en los beneficios, todo ello con el objetivo de mantener la motivación y un buen entorno, en el que todos los partícipes se sientan parte del proyecto.

4. Intensificación de DeepTech

Deep Tech como una tecnología que se basa en la innovación de ingeniería tangible o en avances y descubrimientos científicos en áreas como la matemática, la física o la medicina. Hay muchos indicios para pensar que a lo largo de este año, y los siguientes, se dé una verdadera explosión de startups vinculadas a ella, gracias a sus aplicaciones en multitud de sectores, como el agrícola, el aeroespacial, las telecomunicaciones o la energía. Según Boston Consulting Group, la inversión global anual en DeepTech aumentó más del 20% cada año entre 2015 y 2018, hasta alcanzar los 18 mil millones de dólares, un aumento que en gran medida se debe al interés de las sociedades de capital-riesgo tienen en este espacio. En España existen algunos ejemplos interesantes, como Reloadly, una startup que trabaja sobre los pagos móviles digitales transfronterizos en mercados emergentes, que permite la transferencia de tiempo aire, dinero móvil y bienes y servicios digitales para integrarse en aplicaciones web, de escritorio y de software móvil con API simples y herramientas para desarrolladores.