​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Frenetic es una startup que ayuda a construir elementos magnéticos industriales como transformadores e inductores, y que se apoya en la inteligencia artificial.

Frenetic ha desarrollado un software que usa la Inteligencia Artificial que aprende a optimizar el diseño y la producción de los elementos magnéticos. Con este aprendizaje se consigue que el diseño de transformadores e inductores sea muy preciso. Lo hacen optimizando las opciones de cada caso según las características de los materiales y usando la Inteligencia Artificial, que estandariza la fabricación de los elementos magnéticos que lo integran. Lo que evita, que los componentes magnéticos se diseñen manualmente. Permite ahorrar un 30% del coste de fabricación de los magnéticos. 

Esta startup trabaja para otras empresas, fabrican componentes que se adaptan a las necesidades de cada uno de sus clientes. Diseñándolos de forma automática para cada necesidad. Tienen clientes en más de 14 países y tan importantes como Airbus, Texas Instruments, Huawei o Indra, además de partners internacionales en el mercado con fabricantes como Ferroxcube. Una empresa que está en pleno auge, tal y como nos explica su CEO y fundador, Chema Molina en esta entrevista.“Nuestro siguiente reto es solucionar con inteligencia artificial todos los componentes de estos cargadores, para optimizar el cargador entero”.

Chema Molina decidió al acabar sus estudios lanzarse al mundo del emprendimiento.“En España las personas que quieren emprender tienen que arriesgarse más. La gente es muy creativa y tiene muchas ideas, pero ve muchas barreras que se pueden superar. Hay financiación y puedes dedicar todo tu tiempo.  No hay que tener miedo a contar lo que uno quiere hacer. Lo más importante para verificar si tu idea tiene sentido es contárselo a alguien.  Hay que recibir mucho feeback”. 

Los encargados de desarrollar esta idea han sido el nombrado anteriormente Chema Molina, doctor en ingeniería industrial por la UPM, y Alfonso Martínez, también ingeniero industrial de la UPM y premio al mejor ingeniero de la ETSII, ahora CEO y CTO, respectivamente. Mediante la inteligencia artificial consiguieron optimizar el diseño y producción de los magnéticos. Con la que se puede estandarizar la construcción de los elementos magnéticos industriales, como transformadores e inductores, y reducir el proceso a una semana, con una fiabilidad cercana al 98%, y un ahorro notable.

 

Artículos relacionados

Más en nuestra web