​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Fundación 16 May 2019

Innovación y tecnología, el binomio perfecto para el crecimiento económico

Innovar no es solo introducir tecnologías emergentes y sofisticas, innovar es una voluntad, una actitud e incluso un estilo de vida.

La innovación y la tecnología forman un binomio que todas las empresas pretenden convertir en una perfecta fórmula de éxito. Desde tiempos inmemoriales, estos dos elementos han sido las palancas para que las organizaciones empresariales resuelvan sus problemas de competitividad, de productividad y, por supuesto, la simplificación de todos sus procesos internos. La innovación viene últimamente ligada al desarrollo tecnológico y a la contratación y retención del talento. Un factor que se aplica a todos los retos que hoy tienen todas las compañías, especialmente aquellos relacionados con la capacidad de retención de los buenos profesionales.

Eden Shochat, patrono de la Fundación Innovación de Bankinter, aborda en este vídeo cómo la tecnología y la innovación se han situado como elementos clave para el crecimiento del PIB de un país.

 

 

A su juicio, la innovación y la tecnología son herramientas fundamentales para la economía mundial, especialmente porque su impacto en la cuenta de resultados del tejido empresarial nacional es enorme. Hace unos años, la tecnología llevó a cabo una enorme disrupción en el ámbito empresarial y de negocios. Sin embargo, con el paso del tiempo, la implantación de ésta se ha hecho cada vez más elemental. Y ahora mucho más para las pequeñas y medianas empresas, que han de dar el salto e incorporar todas las tecnologías emergentes que les permitirán afrontar el proceso de transformación para adaptarse a las exigencias de un mercado cambiante y repleto de retos.

La incorporación de tecnología avanzada y de un equipo profesional especializado en las áreas que estructuran la organización son la mejor garantía para poder iniciar procesos de innovación dentro de las compañías. Procesos que, además, se han de plantear a largo plazo, ya que requieren tiempo de experimentación y aplicación. Pero, innovar no es solo introducir tecnologías emergentes y sofisticas, innovar es una voluntad, una actitud e incluso un estilo de vida.

Si quieres saber más sobre innovación, haz click aquí.

Artículos relacionados