​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

La forma en que nos alimentamos agrava el cambio climático. La experta del Future Trends Forum, Sara Eckhouse, apunta la dirección en la que deberíamos movernos para alimentar a la población de manera sostenible.

El 3 y 4 de junio, desde la Fundación Innovación Bankinter celebramos el XXXIV Future Trends Forum: “La comida del futuro”, donde más de una treintena de expertos mundiales en la materia se han reunido, esta vez de manera virtual, con el objetivo de examinar, identificar, priorizar, plantear retos y proponer acciones sobre el futuro de la alimentación humana.

Sara Eckhouse, Directora Ejecutiva de FoodShot Global, apoyándose en el informe Climate Change and Land, del organismo de la ONU, Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, advierte de la situación insostenible del actual Sistema Alimentario, ya que está provocando:

  • Degradación del suelo, deforestación y desertificación.
  • Bajos niveles de biodiversidad.
  • Aumento de los gases de efecto invernadero.
  • Escasez de agua potable.
  • Deficiencias nutricionales.

Paradójicamente, nos señala Eckhouse, se produce un círculo vicioso: el cambio climático es una amenaza para la manera en que producimos alimentos, y la manera en que producimos alimentos agrava el cambio climático.

Con el aumento en la población mundial a casi 10 mil millones de personas para 2050, la pregunta fundamental es, “¿cómo vamos a alimentar a todos sin destruir el planeta?”.

Se necesita un cambio de modelo. La experta expone dos áreas fundamentales para la sostenibilidad y la resiliencia del Sistema Alimentario, que necesitan grandes cambios:

  1. El suelo. Urge un cambio de prácticas extractivas a prácticas restaurativas, que establezcan el suelo como la base para un sistema alimentario más saludable, más sostenible y más equitativo en el siglo XXI.
  2. Las proteínas. Se requiere innovación urgente en todos los sectores que producen fuentes de proteínas (ganadería, acuicultura y pesca, proteínas de origen agrícola y las nuevas proteínas provenientes de las algas, los hongos, las bacterias y los insectos). Se trata del macronutriente que requiere más recursos y, por tanto, el que más afecta al medio ambiente y el cambio climático. Se trata de implantar innovaciones que aseguren proteínas de calidad a la población global, asegurando la sostenibilidad ambiental.

“La sostenibilidad requiere que los agricultores generen ganancias y puedan ganarse la vida; la resiliencia requiere que la biodiversidad y las cadenas de suministros puedan resistir los golpes de las pandemias y del cambio climático”.

Como conclusión positiva, Eckhouse, destaca los esfuerzos que se están haciendo para replantear el modelo, especialmente mediante el índice de biodiversidad y el Coller FAIRR Protein Producer Index, que es un índice de inversión responsable para empresas ganaderas y piscícolas. La experta confía en que estos esfuerzos conciencien a las empresas involucradas y a sus accionistas de que la sostenibilidad y resiliencia del sistema es clave para su mera supervivencia y se produzcan las necesarias inversiones para lograrlo.

Puedes descargar un resumen de lo tratado en el Future Trends Forum “La comida del futuro”, y acceder a los vídeos de los expertos que participaron, haciendo click aquí.

Más en nuestra web

  • Memoria 2016

    Memoria de actividades de la Fundación Innovación Bankinter en 2016. 

    08 feb 2017 | fundacion
  • Felix Moreno
    Felix Moreno

    Operador y gestor de cartera en Rockflower Trading