​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 31 Jul 2020

El teletrabajo, impulsado por la pandemia, forma ya parte del paisaje laboral

El confinamiento que ha sufrido el Mundo -España-, ha obligado a teletrabajar a todo aquel que podía. Ahora, en la “nueva normalidad”, esta modalidad se combinará con la presencial, de manera permanente.

Durante el confinamiento obligado por la pandemia, el teletrabajo ha sido la opción de poder seguir con las actividades laborales para todos aquellos que podían hacerlo. Ha sido tan masivo y tan rápido, que podríamos decir que se ha hecho un experimento a nivel mundial de cómo sería un mundo donde todo aquel que pudiera, teletrabajara.

Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), publicada el 28 de julio, más de 3 millones de españoles trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días en el segundo trimestre de 2020, frente a unos 800.000 observados en 2019.

Una vez pasado el confinamiento, hay muchas razones por las que los trabajadores querrían trabajar desde casa, no de manera permanente, pero sí algunos días a la semana: Flexibilidad, productividad, conciliación, conciencia sobre el impacto negativo en el medio ambiente de trasladarse hacia el puesto de trabajo.

Según el informe “Resetting Normal: Redefiniendo la nueva era del trabajo” elaborado por Adecco a partir de entrevistas a más de 8.000 trabajadores de Alemania, Australia, Estados Unidos, España, Italia, Francia, Japón y Reino Unido, durante el pasado mes de mayo, el 77% de los encuestados considera que el modelo  ideal de trabajo en la era post-covid es aquel que combina el trabajo presencial con el remoto. Además, el 80% de los participantes demanda una mayor flexibilidad, tanto en la manera de realizar sus funciones como en el sitio desde donde realizarlas.

Otro dato interesante del informe es que los trabajadores buscan líderes empáticos, que generen confianza y tengan un enfoque novedoso sobre el bienestar y la creación de una cultura empresarial.

También los empleadores encuentran ventajas en incorporar el teletrabajo a su agenda, principalmente como modelo híbrido que garantice mayor resiliencia ante nuevas pandemias o rebrotes del COVID-19.

Son muchas las firmas que están anunciando este tipo de planes. A modo de ejemplo y según publica el 27 de julio Wall Street Journal, hasta 200.000 empleados de Amazon no volverán a sus oficinas hasta el verano de 2021.

Además de la resiliencia, la adopción masiva del teletrabajo podría generar un beneficio económico importante para las empresas. Más de 700 mil millones de dólares anuales, sólo en EE.UU., por ahorros en inmuebles, electricidad, absentismo, rotación y aumento de la productividad, según estimaciones de Global Workplace Analytics.

Respecto al ámbito normativo y legal, cabe decir que cualquier empresa que tenga empleados que teletrabajen, debe establecer una política de teletrabajo por escrito.

En este momento, en España, el Gobierno y los agentes sociales debaten sobre una futura ley de trabajo a distancia. El Ministerio de Trabajo presentó un anteproyecto de ley el 26 de junio, para regular el empleo a distancia. Algunas de las cuestiones que aborda son:

  • La voluntariedad de escoger esta forma de trabajar
  • El reparto de costes
  • La desconexión digital
  • El horario.

Por último, cabe señalar la importancia que cobrará de la ciberseguridad en este nuevo modelo híbrido de trabajo presencial y a distancia.

Desde la Fundación Innovación Bankinter organizamos un ciclo de webinars sobre el impacto del COVID-19 en los diferentes ámbitos sociales y económicos y qué oportunidades podremos encontrar dentro de esta situación, además de una encuesta a los expertos del Future Trends Forum. Puedes encontrar los resultados de la encuesta a los expertos sobre los aspectos más relevantes del impacto de la crisis del COVID-19 y una serie de conclusiones que se dibujan como recomendaciones para hacer frente a esta crisis de la mejor manera posible, en el informe “Innovación: la oportunidad en tiempos de COVID-19”. También puedes acceder a los vídeos de los expertos que participaron en el ciclo de webinar “Impacto del COVID-19” haciendo click aquí.