La innovación abierta está permitiendo acelerar la transformación del sistema alimentario hacia la sostenibilidad, la equidad y la salud.

La innovación abierta es una estrategia por la cual las empresas colaboran con agentes externos a la organización para buscar nuevas ideas y procesos. Este tipo de innovación aprovecha los recursos externos para encontrar de forma más rápida y ágil nuevas y mejores soluciones a los problemas y retos corporativos.

El término “innovación abierta” (open innovation) fue acuñado por Henry Chesbrough, cofundador de Open Innovation Community y director ejecutivo del Center for Open Innovation de la Haas School of Business de la Universidad de California, Berkeley, donde también es profesor adjunto.

Mientras que en sectores como el tecnológico o el del entretenimiento, la innovación abierta se lleva aplicando desde hace casi dos décadas, en la industria agropecuaria y, en general, de alimentación, la innovación abierta está empezando a surgir. De hecho, la prestigiosa British Food Journal acaba de publicar una convocatoria de artículos sobre innovación abierta en la industria alimentaria. La revista señala que la innovación abierta en la industria alimentaria puede representar un enfoque viable para aumentar la competitividad, la satisfacción del cliente y la sostenibilidad. En nuestra publicación del FTF Food hablamos sobre la innovación en la Comida del Futuro.

Un ejemplo interesante en la industria agropecuaria es el de ICL (Israel Chemicals Ltd.), una empresa global de fertilizantes y productos químicos especiales, que se encuentra en este momento buscando iniciativas de innovación abierta y colaboración con socios externos del mundo académico, industrias y startups.

Existen proyectos de innovación abierta basados en el modelo de Triple Hélice, como el inaugurado el pasado diciembre por Unilever en los Países Bajos. Unilever ha invertido 85 millones de euros en un nuevo centro, denominado "Hive" (colmena) por su ubicación en medio de los principales centros de investigación académica y empresas emergentes. Se encuentra ubicado en el campus de la Universidad de Wageningen y, según ellos dicen, será el principal centro mundial de investigación agroalimentaria. Las áreas de investigación incluirán: proteínas de origen vegetal y alternativas a la carne, cultivos eficientes, envasado sostenible de alimentos y alimentos saludables.

Y como modelo de innovación abierta global, basado en concursos y premios, una de las iniciativas más interesantes y potentes en el sector agropecuario es Foodshot Global, liderada por la experta del Future Trends Forum de la Fundación Innovación Bankinter, Sara Eckhouse. Foodshot Global es una organización que potencia las ideas más innovadoras para acelerar la transformación a un sistema alimentario mundial sostenible, saludable y equitativo.

Cada año, FoodShot Global lanza un “FoodShot” (un concurso de ideas y soluciones). El FoodShot anual identifica un desafío sistémico fundamental al que se enfrenta nuestro sistema alimentario y presenta una visión que convierte ese desafío en oportunidades para científicos, innovadores, emprendedores e inversores. Luego, FoodShot Global despliega fondos a través de premios para catalizar las mejores soluciones, consideradas escalables, impactantes e inspiradoras.

 

Sin salir de nuestro país, Calidad Pascual tiene un área dedicada en exclusiva a la innovación abierta, dirigida por el experto del Future Trends Forum, Sejal Ravji. Su equipo busca oportunidades vengan de donde vengan: puede ser de una sesión informal con niños de primaria, un centro tecnológico, instituciones académicas, emprendedores que acaban de empezar una startup o sesiones de co-creación con proveedores y clientes.

Si quieres conocer más sobre la Comida del Futuro, fuera de la innovación abierta, conoce nuestra publicación FTF Food. Tenemos ya disponible el primer capítulo.

Artículos relacionados

Más en nuestra web