​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 21 May 2019

La inteligencia artificial, aliada del cuidado y respeto de los espacios urbanos

Todo apunta a que en unos años las ciudades estarán repletas de sensores distribuidos por zonas estratégicas para mejorar el medio ambiente.

Al igual que en el sector del transporte urbano la inteligencia artificial puede servir para controlar el tráfico de una ciudad y detectar los puntos más conflictivos, esta tecnología también puede permitir otras funcionalidades en el ámbito de las urbes. En este sentido, son muchos los proyectos y aplicaciones de inteligencia artificial que se están desarrollando en diversos puntos del planeta para impulsar políticas medioambientales y de respeto al entorno natural. También para mantener las ciudades limpias y en buen estado.

Uno de esos proyectos se ha puesto en marcha en San Francisco y lo ha promovido la empresa Nord Sense. Esta ciudad norteamericana sufre enormes problemas en el funcionamiento de los servicios de limpieza. Para solventarlos han ideado un sistema basado en inteligencia artificial que funciona muy sencilla: se han instalado sensores en las diferentes papeleras que recogen datos sobre el llenado de residuos y que, después de un filtrado por algoritmos, generan las rutas diarias por donde tienen que pasar los servicios de limpieza. De este modo, en cuanto el sensor detecta que una papelera está a punto de llenarse, envía una alerta a la aplicación que analiza la información y genera una nueva ruta.

Este tipo de iniciativas se irán expandiendo a otros lugares del mundo. Y, de hecho, todo apunta a que en unos años las ciudades estarán repletas de sensores distribuidos por zonas estratégicas para captar información sobre la limpieza, el cuidado de los espacios naturales, la producción de residuos, el uso del agua… De esta manera, se incrementará el uso de datos proporcionados por aplicaciones de inteligencia artificial en beneficio del medio ambiente. La aplicación de Watson, de IBM, ya ha recogido datos de todo el mundo sobre cambio climático, cambios en las radiaciones… que se pueden posteriormente traducir y utilizar en determinados proyectos. 

Si quieres conocer otras iniciativas del uso de datos en las ciudades, descarga la publicación "Ciudades Disruptivas".

Artículos relacionados

Más en nuestra web