​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Roberto Ridolfi, Subdirector General de la FAO, nos da las claves para lograr un Sistema Alimentario Sostenible.

El 3 y 4 de junio celebramos la XXXIV edición del Future Trends Forum, en esta ocasión sobre “La comida del futuro”. El evento ha reunido, por primera vez de manera virtual, a más de una treintena de expertos multidisciplinares - líderes de desarrollo económico, ejecutivos de empresas de alimentación, emprendedores de foodtech, expertos en nutrición y sostenibilidad, así como ONGs, con el objetivo de examinar, identificar, priorizar, plantear retos y proponer acciones sobre el futuro de la alimentación humana.

Entre ellos, Roberto Ridolfi, Subdirector General de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), quien explicó que el objetivo a perseguir es la seguridad alimentaria, que se consigue cuando “todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”, y que ésta se alcance de manera sostenible.

 

Es lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación denomina un Sistema Alimentario Sostenible, que se articula en tres ejes:

  1. Prosperidad: Sostenibilidad económica.
  2. Personas: Sostenibilidad social.
  3. Planeta: Sostenibilidad medioambiental.

Ridolfi nos pone en antecedentes: La comida es esencial para la supervivencia humana y su provisión emplea a más de mil millones de personas en el mundo. El sistema alimentario global comprende muchos sistemas alimentarios locales y regionales. Eso incluye no solo la producción de alimentos sino también todas las actividades relacionadas con los alimentos y cómo interactúan esas actividades con los recursos y procesos naturales de la Tierra.

Debido a sus impactos climáticos y ambientales y a las deficiencias en una nutrición saludable y segura para todos, hoy en día el sistema alimentario mundial es insostenible. Por otra parte, no es capaz de garantizar patrones alimenticios saludables para todo el mundo. Se estima que más de 820 millones de personas sufren hambruna y, al mismo tiempo, a nivel mundial, 2 mil millones de adultos tienen sobrepeso, así como 40 millones de niños menores de 5 años.

Ridolfi nos explica que, en la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles, el foco debe estar en:

  • Permitir una mayor equidad global en el acceso a alimentos nutricionales,
  • Maximizando el valor nutricional de los productos y, al mismo tiempo,
  • Minimizando el impacto en el clima y el medio ambiente.

Según el experto, para conseguirlo, es necesaria la coordinación y cooperación internacional: los países deben asumir la responsabilidad de toda la cadena de valor relacionada con su consumo de alimentos para mejorar la calidad, desarrollar resiliencia y reducir impacto ambiental, con los países desarrollados apoyando el crecimiento agrícola sostenible en los países en desarrollo.

Puedes descargar un resumen de lo tratado en el Future Trends Forum “La comida del futuro”, y acceder a los vídeos de los expertos que participaron, haciendo click aquí.