​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 20 Mar 2019

Por qué hay que darle un triple enfoque a la diversidad y la inclusión.

Paolo Gaudiano, actual CEO de Aleria, nos explica la iniciativa para potenciar la Diversidad e Inclusión que ha puesto en marcha, con un triple enfoque empresarial, académico y social.

Si le preguntas a cualquier inversor o empresario, te dirán que tener un enfoque muy definido es un ingrediente fundamental para el éxito de una startup: convertir una idea en realidad requiere invertir toda tu energía en esa idea, y cualquier distracción podría romper el hechizo.

Si este punto de vista se aplicara a mi trabajo actual, sugeriría que no tengo ninguna posibilidad de tener éxito. Desde 2015, cuando tuve el momento “eureka” con la visión de aprovechar la ciencia y la tecnología para apoyar la diversidad y la inclusión (D&I), he creado tres entidades diferentes:

  • Aleria, una entidad publica con animo de lucro que desarrolla un software para ayudar a las empresas a gestionar su D&I.  
  • Después llegó Quantitative Studies of Diversity and Inclusion (QSDI), un centro de investigación académica de la Universidad de Nueva York , que tiene como objetivo convertir a la D&I en una campo de investigación académica formal.
  • Y recientemente, mi socio y yo,  hemos lanzado Aleria Research Corporation (ARC), una organización sin ánimo de lucro con la misión de demostrar el valor de D&I y fomentar una mayor inclusión e igualdad en nuestra sociedad a través de la investigación científica.

Superficialmente, esto parece desenfocado y diluido. Sin embargo, este tripe enfoque responde a un plan cuidadosamente orquestado, cimentado en mis 30 años de trabajo en los campos académico y empresarial, para crear un ecosistema que impulsará un cambio significativo y sostenible.

Para entender esto, es importante comenzar con algunas consideraciones. En primer lugar, mi meta es hacer del mundo un lugar más inclusivo y más equitativo. Veo la oportunidad de realizar cambios que promoverán significativamente la inclusión y diversidad de una forma sostenible. Aunque no es la principal motivación para realizar este trabajo, también veo una enorme oportunidad de negocio.

También quiero subrayar un aspecto único de nuestro trabajo: la mayoría de las iniciativas de D&I están diseñadas para atacar los sectores afectados negativamente por la falta de inclusión en nuestra sociedad. Por ejemplo, hay organizaciones para educar a miembros de minorías; o establecer programas de reinserción para las mujeres; o la creación de fondos que invierten en colectivos LGBTQ. Por el contrario, nuestro objetivo es atacar las fuentes de exclusión y la desigualdad, es decir, trabajar con los colectivos dominantes de nuestra sociedad que, consciente o accidentalmente, crean y perpetúan estos problemas. Si queremos un cambio tangible, necesitamos convencer a las personas de la importancia del cambio, desde los escépticos, a los que apoyan la diversidad, pero no saben ponerla en práctica.

Para convencer a estas personas, es necesario establecer medidas tangibles y tratar de evitar la narración anecdótica que a menudo se utiliza para medir el éxito de las entidades sin ánimo de lucro. Aquí es donde la naturaleza cuantitativa de nuestro enfoque es tan importante: los agnósticos y los escépticos será mucho más fáciles de convencer si podemos probar que la inclusión también puede generar dinero.

Nuestro triple enfoque fue diseñado para maximizar el impacto potencial en nuestra sociedad: una compañía de software por sí sola no tendría la credibilidad de un centro de investigación académica, ni tendría el ancho de banda para realizar proyectos de investigación personalizados; un centro académico por sí solo no tendría la capacidad de desarrollar y desplegar soluciones a corto plazo, ni podría ejecutar proyectos de investigación aplicada con la velocidad exigida por las corporaciones; y una organización sin fines de lucro por sí sola no podría desarrollar software comercial, ni podría realizar investigación científica con la profundidad y el rigor de una institución académica. Pero juntas, estas tres entidades forman una base estable para soluciones sostenibles de extremo a extremo que pueden convencer a los escépticos y mover la aguja para todos.

En este mundo de la importancia de la especialización, yo me he convertido en una especie de hombre del Renacimiento, cuyas canas reflejan décadas de experiencias y conocimiento acumulado a través de mi dedicación a una amplia gama de disciplinas. He sido catedrático, emprendedores en serie, he trabajado para las grandes empresas del mundo, para organismos gubernamentales, fundaciones e instituciones académicas, entendiendo las fortalezas y limitaciones de cada tipo de entidad y creando sinergias entre ellos. He tenido la suerte de trabajar con equipos que me ayudaban a rellenar los huecos de mis habilidades.

Pero no podemos trabajar en la D&I solos, necesitamos la ayuda de los que comparten nuestros valores y que deseen tener impacto.  El apoyo que consigamos aumentará la probabilidad de éxito, y apoyar y fortalecer iniciativas que creen un impacto significativo y duradero en la sociedad.  Con más apoyo, realmente podemos provocar el cambio sobre la diversidad y fomentar la adopción generalizada de la mentalidad positiva que conducirá en última instancia nuestra sociedad hacia una mayor inclusión e igualdad.

Si se preocupan por estos temas, pero no tienen tiempo para participar activamente, hay muchas cosas simples que puede hacer: compartir este artículo en tus redes sociales; suscríbirse al boletín semanal de Aleria; hacer una donación; presentar la iniciativa a tus conocidos que consideras que podrían apoyar esta misión.

Puedes consultar el artículo original haciendo click aquí.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Ciudades disruptivas

    Esta tendencia analiza la evolución de las ciudades en la próxima década, convirtiéndose en ciudades inteligentes y disruptivas.

  • Dennis Tachiki
    Dennis Tachiki

    Professor,Faculty and Business Administration en Tamagawa University