​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

La innovación y la tecnología nos ayudan a combatir la pandemia y facilitar la comunicación segura entre las personas.

Una vez más, la innovación y el desarrollo tecnológico se presenta como una solución para los principales problemas humanos. Además del esfuerzo que sanitarios y científicos están realizando para conocer, controlar y vencer al Covid-19, la tecnología está presentando soluciones que podemos llevar en nuestro bolsillo (en el móvil) para ayudar a controlar esta pandemia.

Estas iniciativas son ejemplo de ello:

En Corea del Sur se ha lanzado una aplicación móvil donde las personas sintomáticas registran sus datos y piden cita para realizarse el test, que se lleva a cabo en un lugar apartado y dentro de un coche.

La persona recibe el resultado en su móvil y si es positivo se le exige una cuarentena domiciliaria de 15 días. La aplicación facilita la geolocalización del enfermo tanto para asegurar que sigue el aislamiento como para hacer un seguimiento de las zonas mas afectadas por la epidemia. Está aplicación evita el colapso de los sistemas telefónicos y al estar la cita programada se planifica los recursos para las pruebas y se asegura el aislamiento de las personas infectadas. Además, facilita el contacto continuo y la información a los afectados sin tener contacto físico con ellos.

En China se facilita una aplicación a los enfermos donde tiene que registrar su evolución (medición de temperatura y síntomas) y se les asigna un código de color (verde, amarillo y rojo) que se relaciona con su capacidad de movimiento (de poder ir a sitios público, cuarentena domiciliaria o hospitalización). Además, esta aplicación también permite la geolocalización de los afectados, tanto para controlar sus movimientos como para identificar zonas de peligro. Esto está siendo muy útil para asignar recursos sanitarios y de seguridad en estas zonas.

Basandose en la idea de Corea del Sur, el gobierno español y el ecosistema de innovación y emprendimiento en España, están impulsando una aplicación para descongestionar los servicios de llamadas de emergencia a causa del coronavirus. Puede que esté disponible a mediados de esta semana.

Además, todos hemos visto en las noticias a robots desinfectando las calles de las ciudades asiáticas más afectadas por el virus, drones equipados con cámaras térmicas para identificar personas con fiebre, o el transporte de material médico a las zonas más afectadas.

Sin olvidarnos cómo las aplicaciones de teletrabajo nos permiten quedarnos en casa para controlar la dispersión del virus o las aplicaciones de comunicación online que nos permite estar cerca de otras personas, aunque a la distancia. Seamos positivos y veamos esta crisis como una oportunidad para ampliar el uso de las innovaciones que nos permiten compartir y estar a salvo.