​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 09 Jul 2020

La biodiversidad de los cultivos como clave para un Sistema Alimentario sostenible y saludable

Garantizar la seguridad alimentaria, adaptarse al cambio climático, reducir la degradación ambiental o garantizar la agricultura sostenible son algunas razones para potenciar la biodiversidad de cultivos.

En la última edición del Future Trends Forum: “La comida del futuro”, más de una treintena de expertos multidisciplinares se reunieron para analizar los Sistemas de Alimentación y proponer acciones que aumenten su resiliencia y sostenibilidad.

Entre ellos, participó Stefan Schmitz, Director Ejecutivo de Crop Trust, que defiende que la seguridad alimentaria y nutricional debe ser el primer objetivo de los Sistemas Alimentarios, entendiendo que “la seguridad alimentaria se da cuando todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias, y así poder llevar una vida activa y saludable”, tal y como lo define la FAO. El que haya suficientes alimentos saludables para todos está vinculado con una agricultura productiva y diversificada.

 

Schmitz, cree que para conseguir esto es vital aplicar las lecciones que estamos aprendiendo de la pandemia del Covid-19: se requieren instituciones nacionales e internacionales sólidas, líderes políticos comprometidos y políticas basadas en ciencia e investigación.

Para el experto, no será sencillo alcanzar la biodiversidad de los cultivos ni cambiar nuestros sistemas alimentarios, ni hacerlos más resilientes y sostenibles, ni aumentar la seguridad alimentaria. “Hay muchas respuestas, pero ninguna varita mágica; ninguna solución por sí sola será suficiente”, recalca, proponiendo cuatro líneas de actuación que considera esenciales:

  1. Replantear la globalización en los sectores agrícolas y alimentarios: incluir la autosuficiencia como parte de una estrategia integral y desarrollarla conforme a la región y al país en concreto.
  2. Fortalecer las conexiones entre las zonas urbanas y rurales: esto representa una enorme oportunidad para el desarrollo rural de los países, una vez implementada la primera línea de acción.
  3. Prestar mayor atención política a las zonas rurales: mediante el establecimiento de instituciones eficientes que sean capaces de mantener el equilibrio entre los diversos intereses que hay en el uso de recursos naturales en las zonas rurales y su desarrollo económico.
  4. Apostar por la biodiversidad agrícola. Es decir, por la diversidad de cultivos. Con ello, se conseguiría:
  • Aportar una mayor autosuficiencia basada en cultivos adaptados localmente.
  • Promover la producción de alimentos más saludables y nutritivos.
  • Estimular las economías rurales.
  • Reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos.

Schmitz, en definitiva, nos transmite que “la biodiversidad de cultivos es la base de la resiliencia de los Sistemas Alimentarios”.

Puedes descargar un resumen de lo tratado en el Future Trends Forum “La comida del futuro”, y acceder a los vídeos de los expertos que participaron, haciendo click aquí.